En Malangen, una península ubicada en el condado noruego de Troms, se encuentra emplazado este refugio familiar proyectado por los arquitectos locales, Stinessen Arkitektur.  El terreno está ubicado en una cresta que se eleva desde el fiordo y tiene vista a una abertura natural hacia el bosque.

El refugio familiar está dispuesto de este a oeste protegiendo efectivamente la abertura en el bosque, que solo se descubre una vez que se ingresa por la gran puerta corrediza de roble desde el patio exterior. Los clientes tenían un claro deseo de espacio suficiente para recibir a sus familiares y amigos que lo visitaban. Reunirse en el retiro familiar los fines de semana o días festivos es una hermosa tradición, pero el desafío suele ser que, luego de unos días, también se necesita algo de privacidad otra vez. De este modo cada grupo de habitaciones se realiza en segmentos o cajas separadas para lograr una capa adicional de privacidad, pero también para mejorar el contacto de la sala principal con el claro del bosque y el contacto con el exterior en los espacios de transición intermedios.

”Planificamos una parte principal y un anexo separados por el patio central cubierto, que es donde entran en su retiro a través de la puerta corredera de roble. Como respuesta al clima frío y al clima desafiante, el patio central funciona como un jardín de invierno, con una chimenea y una cocina al aire libre. Desde aquí, el refugio se abre al claro natural en el bosque y desde aquí se entra al edificio principal o al anexo.” dijo Stinessen Arkitektur.

La parte principal y el anexo se componen de dos cajas cada una, el anexo compuesto por cuartos de servicio y la zona de relax con un sauna directamente expuesto a la vista exterior en una caja y las habitaciones y una sala de actividades en la segunda. La parte principal con acceso, sala de niños y una pequeña sala de estar secundaria en la primera caja, el baño principal y el dormitorio principal en la segunda.

Todas las cajas están fabricadas en madera de cedro que se trató con sulfato de hierro y se mantuvo afuera durante meses antes de la construcción para lograr una pátina uniforme independientemente de si se encontraba al aire libre o en el interior. Las superficies interiores son principalmente de roble sin nudos para lograr un contraste más cálido con el exterior de las cajas. Las cajas son todas ligeramente elevadas en relación con los espacios intermedios que tienen un piso de concreto para enfatizar la relación con el terreno de una manera diferente.

Los techos en estos espacios están hechos de listones de roble que a través del tratamiento con sulfato de hierro se vuelven naturalmente negros debido al alto contenido de tanino. Los techos ventilados y negros se retiran de la conexión visual hacia el exterior, al tiempo que contrastan el frío visualmente del exterior y proporcionan una acústica más suave al mismo tiempo. El sauna solo está separada del exterior por un gran vidrio sin marco, lo que subraya la privacidad aislada del claro en el bosque.

Una parte importante de los interiores, como la mesa de comedor, el banco de comedor, las camas, los armarios, la chimenea y la puerta corredera en el jardín de invierno, etc., están diseñados a medida por Stinessen.