Las guerras y los desastres naturales mueven, año a año, enormes desplazamientos de refugiados que buscan un mejor futuro lejos de casa. Para hacer de estas inmigraciones procesos de adaptación más amigables, un grupo de diez estudiantes de la Universidad finlandesa de Ciencias Aplicadas de Lahti han diseñado una colección de mobiliario elemental y temporal en base a planchas de cartón y madera contrachapada. Las propuestas,que son el resultado de un proyecto de investigación llamado ”Re-Home”, fueron presentadas en la pasada edición de la Semana del Diseño de Helsinki

Para definir los diseños, los estudiantes presentaron una lista de funciones que atenderían a “las necesidades humanas más urgentes”, que identificaron como espacios para dormir, privacidad e interacción social.

Los muebles diseñados se pueden fabricar y armar en poco tiempo con los costes más bajos posibles, por ejemplo una cama de cartón se puede fabricar con sus 3.500 piezas ranuradas en una hora y no se requieren herramientas para el montaje.

“La idea principal detrás de ReHome era diseñar productos temporales que pudieran dar una respuesta a las necesidades primarias de los seres humanos cuando repentinamente abandonan sus casas sin sus pertenencias.” dijo la estudiante Iida Nordgren.

Anne Hirvonen ha diseñado un divisor de espacios modular que utiliza piezas encajables de cartón para formar una pared robusta, mientras que la pantalla de la aislamiento de Iida Nordgren se puede estirar y encoger para adaptarse a los espacios. Otro divisor de espacio, de Samuli Strander, incorpora secciones para guardar las pertenencias, una función también explorada por Tuuli Latvala con su sistema de estanterías.

La cuna para niños de Emma Sivusalo se adapta a medida que el bebé crece, y la cama de Jani Luukkonen se puede apilar para resolver el problema del espacio. Por su parte, Topias Kanto quería abordar la falta de privacidad al dormir, por lo que creó un habitáculo de cartón sellado por cortinas, mientras que Henri Mertanen utilizó madera contrachapada para dar forma a un camarote de fácil montaje. Finalmente, Jussi Alanen diseñó una sencilla cama individual con largueros y travesaños de cartón.

Rosa-Maria Tolvanen reconoció la importancia de comer en compañía, así que creó una mesa de comedor y un conjunto de taburetes.