En un suburbio de Raleigh, Estados Unidos, se encuentra esta vivienda de 1960 reformada por in situ Studio con el objeto de recuperar las bondades de su arquitectura y responder a las demandas actuales. La casa existente en la calle Ocotea presenta un techo a dos aguas de baja pendiente y un sótano visible desde el lado izquierdo.

A lo largo de los años, lo que originalmente era una imagen limpia de la arquitectura residencial de mediados de siglo cayó en desorden: el sótano había sido desarmado al azar para dar cabida a dormitorios adicionales, e improvisados mientras el nivel principal y los espacios públicos habían sido reconfigurados de una manera extraña. El primer esfuerzo fue remover estos escombros y descubrir la forma original.

Los cambios principales que se agregaron a la casa incluyen un nuevo estacionamiento en el lado derecho que reemplaza una mal construida galería y extiende la línea del techo, nuevas cubiertas frontales que introducen una flotante y fina estética a la antigua y pesada fachada frontal, una nueva cocina y un dormitorio en suite, nuevas escaleras que conectan los espacios principales de la planta principal con una nueva sala de estar abierta en el sótano, nuevos sistemas de servicios públicos y acabados completamente nuevos dentro y fuera.

”La casa ahora se alza cómodamente en su vecindario de mediados de siglo, una alternativa de conservación frente a sistemas prefabricados que reemplazan las antiguas construcciones y que actualmente plagan los suburbios del primer anillo de Raleigh.” dijo in situ Studio.

in situ Studio es una oficina intencionalmente pequeña que valora la arquitectura atemporal y permanente en la forma en que refleja un compromiso a largo plazo con la calidad de un lugar. Independientemente de la escala del programa, sus arquitectos encuentran gran placer en cosas simples; en las maneras en que una brisa llena una habitación; en la forma en que la luz cae sobre un alféizar de la ventana; en la forma en que las personas habitan sus espacios; en la forma en que la arquitectura apoya la rutina; de hecho, son estas cualidades fundamentales las que hacen un gran espacio.

planta nivel de sótano y nivel de acceso