Roberto Osses Flores es Diseñador chileno de la UTEM, Master en Industrias Editoriales de la Universitat Pompeu Fabra. En el 2006 obtuvo el premio AMSTER-CORÉ al Diseño y la Ilustración Editorial. En el 2008 publicó el libro ”Manifiesto. La Declaración Universal de los Derechos Humanos Ilustrada”. El 2009 fue finalista del premio Chile Diseño. Académico e investigador del Departamento de Diseño de la Universidad de Chile en donde coordina el Diploma en Diseño Editorial y el Diploma en Tipografía Digital. Es profesor en la Escuela de Diseño de la Universidad Mayor. Ha editado libros sobre diseño y catálogos de tipografía, ha publicado artículos científicos y ha dictado conferencias en importantes encuentros.

CD: Nos puedes contar qué te llevo a convertirte en Tipógrafo?
RO: Ingresé a estudiar diseño debido a una desbordante fascinación por el mundo del graffiti. En ese momento estudiaba en un liceo comercial, y en mis ratos libres (en realidad en todo horario) dibujaba personajes y letras complejas, para representar seudónimos míos, de mis amigos o de algún crew al cual creía pertenecer. Así pasé la enseñanza media, capeando el llenado de formularios de PPM o de renta, por croqueras llenas de letras extrañas y crípticas que admiraba durante horas y que tenían absoluta prioridad en mi cabeza.

Tuve la fortuna de que el diseño es una disciplina que acoge a personas como yo, nos da libertad y nos otorga la posibilidad de transformar nuestros hobbies creativos en una profesión. Cuando estaba en segundo año de diseño, un profesor nos entregó un par de libros de tipografía para leer, acción que según recuerdo no tuvo mucho eco entre nosotros, sin embargo al pasar los días, un amigo mayor que estudiaba diseño en otra universidad (el destacado tipógrafo Juan Pablo de Gregorio), vio mis croqueras y me dijo: ”si dibujas letras con esa facilidad, entonces la tipografía debe ser tu tema”, yo a él lo admiraba mucho y le creí de inmediato, así es que lo primero que hice fue leerme los libros que nuestro profesor nos había entregado, todo partió ahí, me obsesioné con el tema, comencé a leer todo lo que encontraba, llegué a ser alumno del curso de tipografía y al mismo tiempo ser ayudante en otra sección, cuestión que resultaba tan extraña como gratificante. Al año siguiente de haberme titulado comencé a dictar un curso de diseño de tipografías en la UTEM, que duró más de cuatro años, hoy, he creado y coordino el Diploma en Tipografía Digital en la Universidad de Chile y trabajo en el desarrollo de fuentes para distintos proyectos vinculados con la cultura.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (2)

CD: Nos podrías contar en qué proyectos trabajas habitualmente?
RO: En enero de este año me enteré que dos de mis proyectos presentados a los fondos de cultura 2014 habían sido seleccionados, y he estado durante estos meses trabajando en ellos. El primero es una investigación que concluirá en un libro llamado ”Orígenes de la Tipografía en Chile”, en esta edición trataré de contar cuales son las fuentes utilizadas en el diseño de los primeros impresos de nuestra historia y de explicar como llegaron a utilizarse, quienes fueron los tipógrafos y personajes involucrados y todas las relaciones importantes que existen entre estos hechos y las circunstancias sociales, políticas y culturales de la época.

El segundo proyecto, se llama ”Tipografía Institucional de la Biblioteca Nacional de Chile”. Se trata de una investigación que recoge la esencia de la Biblioteca, desde diferentes contextos: histórico, político, ideológico, patrimonial, estético y otros, y los sintetiza en una fuente tipográfica digital que quedará disponible para todo el público de forma gratuita. Debido a la magnitud del proyecto, ha sido necesario reunir un equipo de tipógrafos jóvenes, entusiastas y muy capacitados para llevar a cabo la propuesta, lo cual ha repercutido en un proceso potente y continuamente enriquecido.

Otro proyecto importante en cual estoy trabajando es en el rediseño del portal de tipografía chilena ANDEZ. Fundé ese proyecto hace años y ahora estamos trabajando en una actualización con muchas herramientas interesantes vinculadas a las nuevas tecnologías. En Andez se pueden descargar gratuitamente fuentes chilenas de gran calidad, tutoriales muy útiles de diseño y mucho más, aprovecho de invitar a todos a conocer este espacio.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (4)

CD: Cómo describirías tu estilo?
RO: Más que un estilo creo que tengo una forma de mirar; una manera de entender el mundo y desde ahí proponer. En términos sencillos no me agradan las formas con poco fondo, difiero profundamente de toda visión en la cual lo fundamental sea lo morfológico o lo estético, creo que el paradigma del diseño de tipos tuvo un cambio significativo con la llegada del computador. Hoy podemos realizar acercamientos infinitos para examinar y corregir la forma, además, los vectores y puntos nos entregan una precisión que antes resultaba imposible. Por todo esto, me parece un enorme sin sentido enfatizar y ponderar aspectos formales en el diseño de tipos, creo que la clave hoy, está –y debe estar– centrada en las ideas. Tenemos la responsabilidad de entregar un sustento conceptual de alta densidad al momento de crear tipografía, porque la forma es un aterrizaje de aquello que reflexionamos y nos lleva a tomar decisiones. Desde luego la ”buena forma” nos permite sintetizar grandes ideas, pero me parece que no es ni por lejos lo principal, el diseño –de tipos– es un proceso intelectual, no un hacer, sino que un pensar.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (11)

CD: Si tuvieras que explicar tu trabajo de manera sencilla a un niño, que le dirías?
RO: El hombre acordó crear los alfabetos para poder entenderse, a cada sonido le puso un nombre y le definió una estructura para que los pudiéramos reconocer. Esa estructura podría equipararse con la figura humana, entonces si un hombre se viste diferente todos los días ¿por qué una letra no lo haría?, las tipografías son las distintas vestimentas que puede utilizar un alfabeto, las hay más casuales y expresivas como también muy formales y reservadas, a veces la ropa es muy apretada y se nota con facilidad el físico de la persona (en tipografía tendría alta legibilidad) y en ocasiones la ropa te queda muy suelta y es más díficil apreciar la contextura y la forma del cuerpo del individuo (en tipografía tendría baja legibilidad). Algunos se preguntan ¿para qué hacer más tipografías si ya hay tantas?, preguntamos entonces, ¿para qué hacer nuevos diseños de ropa si ya existen tantos? Siempre necesitaremos una tipografía específica para el mensaje que estamos transmitiendo.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (15)

CD: Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo como tipógrafo?
RO: Si nos referimos específicamente al diseño de fuentes creo que lo más entretenido es el proceso de síntesis. Investigar y conceptualizar es muy interesante, pero el desafío más apasionante –desde mi perspectiva– está en la reducción de grandes ideas a pequeños gestos gráficos. Pensemos lo complejo que puede resultar diseñar una tipografía que represente a una ciudad por ejemplo, supongamos que hacemos una investigación profunda y ordenada, que logramos definir cinco conceptos clave que representen a esa ciudad, como la espontaneidad, la diversidad, la bohemia, lo popular y el puerto como idea central…ahora la pregunta sería: ¿cómo manifiesto esos conceptos en las formas de las letras? ¿cómo hago que las curvas de la ”a” sean ”populares”? ¿cómo consigo que la ”h” sea ”bohemia” o que la ”z” refleje el puerto sin dibujarle literalmente un barco o un pescador? Para mí, ahí radica el encanto, en resolver ese desafío.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (13)

CD: Qué convierte a una tipografía en una gran tipografía?
RO:
Yo creo que primero su trasfondo conceptual, luego la armonía y el atractivo de sus formas y finalmente su funcionamiento técnico, en ese orden.

CD: Cuál fue tu primer encargo ”tipográfico”?
RO: Recuerdo que trabajaba en una agencia y un día el jefe llamó a un compañero y a mí para pedirnos que hiciéramos una propuesta para un catálogo publicitario, debíamos desarrollar una portada y una visualización interior en un par de horas, para mí era complejo pues llevaba poco tiempo trabajando. Cuando comenzamos, yo me fijé que mi colega estaba descargando una fuente gratuita, de inmediato me acerqué y le expliqué que no era una buena idea debido a la baja calidad de éstas, él simplemente no tomó en cuenta mi comentario. Ya casi llegando a la hora de entrega, el se dio cuenta que le faltaban acentos, yo expresé con cierto grado de burla un ¡te lo dije! Mi compañero tomó la decisión de ”dibujar” los acentos y pegarlos como objetos sobre el texto. Una vez que mostramos las propuestas, la de él fue la ganadora, le gustó tanto al cliente que pidió que el catálogo completo y todos los catálogos que vinieran se hicieran ¡con la misma fuente! ¡sin tildes!, aun recuerdo la cara de dolor de mi compañero, imaginando colocar todos los acentos uno por uno, corriendo el riesgo de un cambio de texto y la alteración en la posición de esos tildes. Esperé un poco antes de entregarle la solución, mi primer ”encargo” consisitió en ponerle los tildes a una fuente de mala calidad de esas que regalan en internet y en demostrarle a mi amigo porque no es bueno confiar a ciegas en las tipografías que circulan en la web.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (6)

Qué o quién ha influenciado tu trabajo?
RO: Muchas personas, desde el graffiti, los GSN (Graffiti Santiago Norte) y la DVE (De la Vieja Escuela), ya en la UTEM y aun siendo alumno, profesores como Felipe Muñoz y Mario Cárdenas, cuando comencé a ser ayudantías aprendí mucho de Tono Rojas, Mauricio Vico y Eduardo Castillo, hoy como profesor me he nutrido mucho de mis ayudantes Javier Quintana, César Araya, Diego Aravena y Pablo Marchant entre muchos otros.

CD: Cómo nace una nueva tipografía?
RO: Como todo proyecto de diseño surge de una necesidad o carencia, me parece que pueden existir dos grandes causas, una vinculada a la búsqueda de un factor distintivo que ayude a fortalecer la identidad de un fenómeno o entidad y la otra mucho más funcional, que surge cuando hay ciertas exigencias técnicas que urge cumplir. En el primer caso podríamos poner de ejemplo a la fuente oficial del Gobierno de Chile, la del periódico ”La Cuarta” o la tipografía Insitucional de la Biblioteca Nacional. En términos de su funcionalidad, podrías citar ejemplos de fuentes caligráficas que sirven para crear libros que promuevan el aprendizaje de la lectoescritura, como es el caso de TCL Cotona y TCL Grafito. Siempre debemos tener en cuenta que ambos contextos pueden mezclarse y que las causas pueden ir variando infinitamente de acuerdo a las problemátcias que se traten.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (8)

CD: Y si todas las letras fueran iguales…Arial Black por ejemplo?
RO: ¡Ojalá nunca! No tengo una animadversión específica por Arial, ni siquiera por Comic Sans (bueno quizá un poco), sin embargo me parecería triste que utilizaramos la misma fuente para todo, en principio sería como que existiera una sola canción para hablar del desamor, una sola forma de peinarse o un solo tipo de vehículo para transportarnos, es decir, una especie de estética homogeneizante que uniformaría todo mensaje o idea que esté dando vuelta en el aire. Tengo conflictos ideológicos con este tipo de teorías totalizadoras y ahora estoy respondiendo con seriedad, porque sé que hay quienes defienden una postura reduccionaria en términos de uso y creación de tipografías, personalmente, adhiero al concepto de libertad, expresividad y diversidad en la generación y presentación de mensajes, si las ideas del hombre son tan variadas ¿por qué habríamos de presentarlas todas de la misma forma?

CD: Algún trabajo que recuerdes con más cariño?
RO: Sinceramente amo mi disciplina y disfruto al máximo cada cosa que hago, es como con mis hijos, si sometiera mi amor a una medición de escala, el resultado sería empate.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (10)

CD: Que capacidades crees que debe desarrollar necesariamente un diseñador?
RO: La capacidad reflexiva y el pensamiento crítico son el centro de todo desde mis perspectiva, el involucramiento con su sociedad, con la cultura, la participación activa en el proceso de conformación identitaria y el resguardo del patrimonio. Siempre me he referido a estos cuatro ejes: sociedad, cultura, identidad y patrimonio, como la base de estudio fundamental de todo diseñador. Creo que hoy existen demasiados profesionales preocupados por el mercado, la empresa, la gestión y los negocios, esta situación me produce una confusión tremenda porque pienso que estamos saltándonos un paso esencial. No creo que esté mal la vinculación con el mercado y los negocios, pero ¿cómo desenvolverse en el mercado si no se conoce ni comprende profundamente nuestra sociedad?

Creo nos falta leer y aprender a escribir, para poder analizar minuciosamente nuestro entorno la lectura es clave, no basta con observar y hacer croquis creo yo, para comprender nuestra cultura debemos tener los ojos y la mente abierta, opinar de política, del aborto y música con el mismo nivel de dominio y compromiso. Para participar activamente del proceso identitario debemos analizar las problemáticas sociales, todas ellas. Creo que la conformación de un discurso es clave y muy necesaria hoy, creo que el diseño tiene herramientas para perfeccionar el modelo pero pienso que debemos confiar más en nuestras capacidades.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (5)

CD: Qué cosas te hacen decir ”WOW”?
RO: Creo que en general digo mucho WOW!, los alumnos me sorprenden día a día, aunque los WOW son silentes para no herir sensibilidades ni generar excesos de confianza. Digo WOW por los diseñadores con discurso e ideas claras, por los artistas con talento y humildad al mismo nivel, por algún buen graffiti, por un cantante que me sorprende en la micro, por una novela lúcida o una película exótica, por una canción clásica en la radio o un viral de youtube, por un tweet agudo o un comentario picante, por un golazo de Alexis o por la honestidad de alguien que se encuentra y devuelve millones de pesos. Digo OWW! (intencional) por una condena absurda de nuestro tribunales o por el descaro de nuestra clase política, por la indiferencia permanente de algunas personas, por una noticia criminal en tv o por un programa de farándula que abusa de superficialidades, por un diseñador que solo se preocupa de la imagen y no entiende que tiene una tarea que cumplir y un aporte que hacer.

roberto osses-tipografo chileno-catalogodiseno (14)

Recomendamos: Entrevista al Diseñador y Cartelista Chileno Diego Becas