Situada en la ladera de una montaña en el hermoso pueblo de Trin, en Suiza, esta moderna residencia ha sido recientemente renovada por Schneller Caminada Architects, quienes han conservado la estructura clásica de la casa y la han intervenido con revestimientos de madera.

Las renovaciones principales se realizaron en forma de una nueva superficie de hormigón liso que se utiliza en toda la casa, mientras que las ventanas grandes permiten grandes vistas de la ladera de la montaña. Esta vivienda unifamiliar de tres pisos presenta una silueta arquetípica de la arquitectura local con un exterior de hormigón ligero que cuenta con pigmentos locales y un techo inclinado a dos aguas.

El material continúa en todo el interior, donde se puede encontrar una mezcla equilibrada de hormigón y superficies de madera. Las líneas limpias y la simplicidad definen espacios domésticos contemporáneos, con diferentes alturas de techo y diferentes orientaciones.

La casa contiene una sala de estar, comedor y cocina, dos dormitorios, una biblioteca y un estudio, todos conectados a través de una caja de escalera central hecha de tableros de pino finger. Los paneles acristalados permiten vistas impresionantes y mucha luz natural dentro del hogar.

planta baja

planta alta

planta sótano