El estudio español Selgascano ha atendido el llamado de la red de espacios de trabajo y estudios privados, Second Home, para abrir una nueva ubicación en Londres, puntualmente en el distrito Holland Park.

El proyecto liderado por José Selgas y Lucia Cano está lleno de luz natural, colores brillantes y plantas que se distribuyen en una superficie de 1.115 m2. Anteriomente, en la década de 1960, el edificio fue el estudio del fotógrafo de modas John Cowan y posteriormente, en 1980, fue el estudio del arquitecto Richard Rogers.

Al interior de ”Second Home Holland” se han puesto 35 árboles, algunos incluso crecen directamente desde el suelo. Selgascano también ha utilizado nuevas soluciones para techo con el objeto de capturar luz natural adicional. Mientras tanto, las tecnologías de invernadero se implementan en un entorno de oficina por primera vez, con las ”burbujas de jabón” utilizadas como un aislamiento ecológico y eficiente.

El equipo utilizó un techo transparente de doble capa, y para aislarlo trabajaron con el ingeniero ambiental Adam Ritchie, llenando el espacio entre las capas con burbujas de jabón.

“Necesitábamos ampliar el entresuelo existente y abrimos algunos tragaluces más para otorgar más luz natural a las personas y a los 35 árboles reales que ahora agregan más historia natural al lugar. También necesitábamos encontrar una forma de cubrir una gran parte del patio, manteniendo viva la vid instalada ahí por Richard Rogers”. contó José Selgas.

En otros lugares, se han restaurado las características originales del edificio, incluidos los pasillos diseñados por Richard Rogers y una escalera diseñada por David Chipperfield. Los espacios de trabajo también incluyen un estudio de fotografía restaurado en el último piso del edificio. En contraste con el primer Second Home londinense, en Spitalfields, que contiene estudios para equipos de hasta 150 personas, Second Home Holland Park está diseñado para pequeños equipos de hasta ocho personas.

“Todo en este edificio es sobre la escala. Es pequeño pero con una personalidad fuerte, como en un circo; cada acto es tan importante como otro, no hay jerarquías, y solo trabajando todos juntos se crea algo único”. agregó José Selgas.