El estudio francés Septembre Architecture se trasladó hasta Túnez, al norte de África, para ampliar y renovar una casa con patio tradicional en el corazón histórico de la ciudad de Hammamet, en la costa tunecina. La intención era mantener los sólidos y vacíos alternos que son distintivos para la tipología de la casa patio y preservar los elementos únicos de la casa existente, como el patio de entrada, el patio central y las bóvedas.

Esta casa fue originalmente parte de una casa patio tradicional más grande. Un patio central era el espacio común para una amplia familia, y funcionaba como una sala de estar compartida. A cada lado del patio había una suite privada para cada familia. Además, un pequeño patio sirvió como una zona de amortiguación entre la entrada de la casa y la calle. Esta casa patio se dividió más tarde a través de un procedimiento de herencia, y todas las partes, excepto una, fueron demolidas y reemplazadas por densos edificios de viviendas colectivas.

La única parte conservada fue la central, que contenía el patio original, un pequeño patio al costado de la calle y dos volúmenes de viviendas a cada lado del patio. Estas partes restantes de la antigua casa patio se tintervinieron varias veces pero conservaron una alternancia de sólidos y vacíos que proporciona ventilación ligera y natural.

axonométrica

El objetivo de Septembre Architecture fue mantener los dos patios y organizar las principales funciones de vida a su alrededor, y también crear una multitud de conexiones horizontales y verticales, espaciales y visuales.

Para dar más espacio al cliente sin obstruir el patio, se propuso una extensión vertical. Una extensión de dos niveles, alineada en altura con los edificios adyacentes, con vista a la calle. Este volumen adicional alberga el área social de los invitados y revela la presencia de una casa hasta ahora invisible desde la calle que tiene su propia terraza independiente a la que se puede acceder desde una escalera exterior.

Los habitantes pueden interactuar entre los diferentes espacios y niveles de la casa, se crean capas de verticalidad y nuevas conexiones visuales.

El uso de yeso y pintura de cal en todas las paredes exteriores utilizando técnicas tradicionales se relaciona con la historia y el clima, destacando la relación entre la luz y la sombra. Los pisos son de hormigón que se deja crudo en la sala de estar, encerado en las habitaciones y blanco en los dos patios.

”Nuestro objetivo era utilizar solo materiales y conocimientos locales. Toda la artesanía en madera y metalistería está hecha a medida por artesanos locales. Todas las superficies exteriores se tratan de la misma manera para unificar los espacios exteriores, todo en blanco.” dijo Septembre Architecture.