La artista israelí, Sigalit Landau ha emprendido un viaje facilitado por la característica única de un recurso natural, la sal. Inspirándose en los ámbitos topográficos, históricos, bíblicos, culturales, políticos y medioambientales del Mar Muerto, recurre al proceso natural de cristalización de sal, exclusivo del Mar Muerto, para crear una técnica artística única que le ha permitido bautizar objetos profanos en sus aguas.

Esta serie de objetos y piezas de vestuario confían en el Mar Muerto para emerger de las profundidades como si pertenecieran a un sistema de tiempo diferente, una lógica diferente u otro planeta, pero su transformación revela lo divino y lo eterno en naturaleza.

La artista utiliza el proceso natural de cristalización de sal para crear piezas que ponen de manifiesto lo divino y lo eterno en la naturaleza. Landua ha volcado su obra de 15 años en un nuevo libro disponible en Indiegogo titulado Salt Years o Años de Sal, donde se explora el proceso de la artista y se aporta una nueva perspectiva a sus esculturas de cristales de sal, videoarte e imágenes.

“Los años de trabajo con la solución líquida pesada del mar muerto están conectados no solo a mis recuerdos personales y físicos, sino también a recuerdos perdidos de paisajes cubiertos de nieve y a un proceso de luto; buscando sanar y reparar algo a través de este diálogo con la naturaleza. Congeladas, pero concebidas por el sol del desierto y las aguas, las esculturas son para mí como testimonios arqueológicos personales cristalizados e inmortalizados”. dice Sigalit Landau.

El trabajo y el libro es una invitación a participar en el poder transformador del arte y la transformación de Landau del Mar Muerto en un laboratorio y medio para nuevos experimentos que revelan la muerte de la alquimia de la sal que sostiene la vida.

libro ”Años de Sal”