El estudio de diseño sueco Form Us With Love presenta Odger, una silla ensamblable con seguro clic hecha en polipropileno de madera, realizada en colaboración con IKEA. Esta silla hace eco de aquél mantra de un diseño industrial democrático e intuitivo donde la forma, la función, el precio, la calidad y la sostenibilidad se unen en un mismo producto.

Detrás la silla Odger se encuentra una ingeniería compleja: una construcción inspirada en una hebilla distintiva, moldeada por inyección que utiliza una mezcla post-industrial reciclada compuesta de un 30% de madera y un 70% de plástico que forman un kit listo para armar sin tornillos, disponible en azul, blanco y marrón.

”Hace unos años, IKEA quería trabajar con la logística de una manera más sostenible y establecer una línea de producción para palets en plástico de madera. La elección del material resultó ser menos exitosa para los palets, pero en su lugar, el material se convirtió en el punto de partida para la silla Odger. Así que un error se convirtió en algo muy bueno”. explica Åsa Hedeberg, desarrollador sénior de productos en IKEA.

Odger hace algo inusual: un clic asegura el ensamblaje del asiento al armazón de la silla y la sección de la pierna con dos asas. Esta configuración altera la forma en que se concibe el modo tradicional de arma una silla, imitando el comportamiento de girar la llave de la manguera de agua o cerrando la tapa del horno.

“El encargo para la silla estaba muy concentrado en la madera de plástico recuperada y sus propiedades, pero la economía del transporte -que tiene que abordar la separación y el ensamblaje de la carcasa y las patas- se convirtió en una partida igualmente importante para nosotros”, dijo John. Löfgren, Director creativo en Form Us With Love.

”Cuando abres la caja de la silla Odger, solo hay cuatro piezas; el asiento de la silla, el marco y las dos manijas. Hay un manual de cómo hacerlo, pero la forma de armar la silla es tan intuitiva que realmente no lo necesitas”. agrega Hedeberg.

En cuanto a los compromisos adicionales, este proyecto de diseño de tres años tuvo una asombrosa dedicación frente al concepto de comodidad, evaluando constantemente el diseño para optimizar la flexibilidad del material. “Sabíamos que esta silla iba a ser utilizada por diferentes personas en todo el mundo, por lo tanto, queríamos que Odger fuera una silla cómoda para cualquier usuario, durante largos períodos de tiempo, lo que para nosotros significa crear cientos de prototipos, probando los milímetros de cada curva “. continúa Löfgren.

Uno de los desafíos del plástico de madera es que es resistente, pero poco flexible, lo que significa que podría romperse si se usa incorrectamente. La única forma de optimizar la comodidad es, por lo tanto, prototiparla. El asiento de la silla Odger es generoso y cómodo, y se obtiene a través de comparaciones y pruebas humanas persistentes.

“Hoy todavía es común diseñar algo y luego tratar de encontrar un material adecuado. El viaje de Odger, sin embargo, comenzó con el material y desde allí, Form Us With Love y nuestro equipo en IKEA condujo, lo que yo llamaría, una investigación de ingeniería de alto nivel, para asegurar tanto la experiencia de estar sentado como el montaje inteligente.” aseguró Nikolay Pishiev, gerente de calidad y requisitos en IKEA.