”Sima” es un pequeño robot educativo desarrollado en Chile e impreso en 3d que, en conjunto con un smartphone, a través de una app, se transforma en un robot social completamente interactivo capaz de escuchar, moverse y expresarse para brindar una experiencia lúdica con un robot de compañía que estimula el juego y el aprendizaje.

Sima funciona a través de una aplicación instalable en cualquier teléfono inteligente tipo Android, el cual luego se coloca dentro del cuerpo del robot, permitiendo su funcionamiento. Esta aplicación, en un futuro cercano, sería programable por padres y educadores.

”Buscamos hacer la robótica social accesible a la gran mayoría de las personas”, dicen Virgina Dias y Felipe Araya, la pareja que decidió desarrollar Sima luego del nacimiento de su primer hijo como un mecanismo para ofrecerle una educación más estimulante.

Las actividades de Sima Robot están diseñadas para su uso tanto en jardines infantiles como en el hogar; las cuales son administradas mediante el software y pueden ser ampliadas o actualizadas de forma simple.

Aunque la iniciativa ya ha recibido el apoyo de Startup Chile, una campaña en Kickstarter pretende captar más recursos. ”Después de más de un año de trabajo y más de 10 prototipos funcionales, decidimos probar la recepción de Sima en el mundo y demostrar que existe demanda para este tipo de robots accesibles. Para nosotros Kickstarter es una oportunidad única donde gente de cualquier parte de Latinoamérica y del mundo pueda conocer el proyecto y apoyarlo.” dice Virginia y Felipe.

El dinero recaudado será utilizado para empezar a fabricar el primer lote de 100 unidades. Será utilizado para hacer el pedido de componentes electrónicos e un proveedor en China, ya que la manufactura del cuerpo se hace en Chile.