En el marco de la Milan Design Week 2018, la agencia Layer, del diseñador británico Benjamin Hubert, reveló su octava colaboración con la marca italiana Morso. Se trata del proyecto Tape (cinta), una colección de sofás modulares que utilizan cinta de poliuretano para unir piezas de descarte de la industria de la tapicería textil que, de otro modo, se tirarían a la basura. La técnica fue inspirada por la industria del deporte, donde la cinta se utiliza en la construcción de snowboards, esquís y equipos de climas extremos.

En el proceso, Layer se asoció con un fabricante de prendas técnicas para desarrollar la tecnología de cinta para su uso en muebles, y en la construcción se utilizó maquinaria avanzada de unión por calor. Una variedad de telas de la marca textil danesa, Kvadrat, se usaron para tapizar el sistema de sofás modular y para construir el estante tipo hamaca debajo de la mesa. Ambas piezas fueron prototipadas en el Reino Unido en el estudio de Layer.

El sofá Tape comprende una serie de bloques de construcción modernistas que se pueden combinar en varias configuraciones contrastantes y complementarias para adaptarse a una amplia gama de espacios y estilos interiores. Cada bloque modular (asiento, respaldo y brazos) se subdivide en paneles textiles más pequeños que se unen mediante cinta de poliuretano. Los bolsillos, que están conectados a los módulos de brazo con cinta, se pueden usar para reunir y almacenar papeles, revistas o controles remotos.

“En Layer siempre buscamos tendencias de moda y tecnología en industrias paralelas. La colección Tape para Moroso está inspirada en las propiedades técnicas y estéticas de las chaquetas de snowboard, una técnica que nos resulta fascinante. Este método de unión nos permitió descubrir cómo se pueden usar piezas más pequeñas de desechos textiles para crear muebles tapizados más sostenibles, duraderos y económicos”. dijo Benjamin Hubert, fundador de Layer.