Diabla, la línea de mobiliario, accesorios y complementos de exterior de la marca española Gandiablasco, ha revelado una nueva colaboración con el diseñador japonés Mikiya Kobayashi. El resultado es ”Donut”, un taburete de exterior con un diseño lúdico e ingenioso que recuerda la forma del apetecido panecillo circular. Con una inspiración innegable y obvia, poca cosa más se puede añadir para describir su apariencia a simple vista.

El asiento está realizado con gomaespuma de poliuretano recubierto con tejido hidrófugo. Con un relleno de espuma blando y los fruncidos que genera la tela que lo reviste acentúan aún más su similitud con el aspecto de un donut. Se trata de un textil que esta especialmente indicado para su uso al aire libre, así que resulta muy resistente a la intemperie y, además, se puede desenfundar para lavarlo.

Como da la sensación de que el mullido asiento de este taburete de exterior estuviera tapizado, Donut es un diseño que encaja también en ambientes interiores con toda naturalidad. Así que, se puede utilizar indistintamente tanto dentro como fuera de casa; tenerlo fuera y utilizarlo ocasionalmente dentro, si hiciera falta, o a la inversa. Porque una de las mejores cosas de Donut es que, precisamente por su asiento blandito, resulta mucho más cómodo para un rato largo que otros tipos de taburetes hechos con materiales más rígidos.


El taburete ”Donut” está disponible en un montón de colores, algunos realmente muy vivos, como el rojo, el rosa o el mostaza. Puede ser una pieza muy interesante tanto para introducir un pequeño toque de color como para montar una colorista zona donde tomar algo, con una ambientación entre informal e improvisada pero al mismo tiempo con estilo y un cierto empaque.