Guiados por el docente y arquitecto Cristián Domínguez, un grupo de estudiantes de segundo año de Diseño de Productos del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello ha producido una serie de puestos de venta que se compactan para ser transportados en un carro de carga.

Las piezas desarmables son el resultado del taller de Producto y Usabilidad liderado por el arquitecto fundador de The Andes House, quién encargó a los estudiantes un ”Puesto de venta transportable” que les permite comprobar y verificar como las decisiones de diseño afectan su función y su uso cotidiano generando una verdadera conciencia de lo que implica diseñar.

”El encargo del taller se enmarca en la lógica de trabajo donde los alumnos aprenden desde la experiencia, tanto en el diseño, fabricación y uso donde un buen o mal resultado permite aprender desde lo vivido y no desde lo teórico.” comentó Cristián Domínguez.

El taller propone como requerimiento un elemento móvil igual para todos, que sirve como soporte de carga y exhibición para el despliegue de un sistema customizado ejecutado en madera que permite la venta de productos que van desde libros hasta macetas para plantas.

El ejercicio enfrentó a los estudiantes a dos escalas de diseño, una deriva del elemento móvil en el que tienen que resolver factores mecánicos, movilidad, resistencia, y por otra parte a la escala de productos, desarrollando una marca, forma de exhibir, costos, etc.