La”mesa humana”, un grupo de personas sentadas en círculo donde cada integrante apoya su espalda sobre las rodillas del anterior para lograr estabilidad sin necesidad de apoyos, inspiró el nuevo diseño del estudio español, Smallgran. De este modo, la inspiración alentó el diseño de un objeto que, repetido en patrón, generase estabilidad por el apoyo entre sus componentes. El resultado es Tame, un sistema de mobiliario modular de bajo costo hecho en placas ensamblables de tablero contrachapado que permite configurar un asiento, mesa, estantería y mucho más. El producto tan solo tiene dos tipos de pieza: pata y superficie. Con cuatro patas y una superficie se construye el módulo básico.

axonométrica de ensamble módulo base

Cuando no esta en uso el producto se puede desmontar fácilmente y guardar en espacios pequeños como debajo del sofá o detrás de un mueble, pues un módulo del producto desmontado cabe en una pequeña caja de 38x38x4cm. Tame se fabrica a partir de tableros de madera contrachapada estándar y está diseñado para conseguir un gran aprovechamiento de los recursos implicados en su fabricación.

Siguiendo la filosofia del diseño abierto, el diseño del Tame se puede descargar de internet desde cualquier parte del mundo para fabricarse en el taller más cercano. De este modo, se reducen los procesos de almacenamiento y transporte, minimizando así el impacto ambiental con respecto a un mueble tradicional, fomentando las economías locales de pequeños y medianos fabricantes.

plantilla de corte

Todas las piezas del producto se obtienen por corte CNC de un tablero estándar, ya que son formas planas. Una vez recortadas, solo hace falta darles el acabado deseado. El diseño del Tame está optimizado de manera que al fabricar tiradas múltiples se aprovecha prácticamente toda la superficie de corte del tablero.