En 2011, la diseñadora israelí Talia Mukmel comenzó un proyecto al interior de la Academia de artes y diseño Bezalel que buscaba combinar motivos culturales procedentes de las civilizaciones antiguas con materiales y métodos de producción contemporáneas. El proyecto fue bautizado como Terra Cotta y su principal desafío era crear un producto utilizando materiales debajo costo disponibles en un entorno cercano. Para ello, la diseñadora creó una mezcla en base a arena y almidón que utilizó para crear una colección de recipientes envueltos por hilos que daban origen a una pared exterior texturada y un  auténtico aspecto antiguo. En la serie de 2016 – Terra Cotta 2.2 – Talia difumina los límites entre el pasado y el presente mediante la adición de un nuevo elemento en el proceso de creación. En lugar de utilizar hilos para crear los patrones, Talia incorporó una rejilla metálica a partir de técnicas de fotograbado.

talia-mukmel-terra-cotta-catalogodiseno (4)

”El uso de estos dos elementos – arena y malla – es crucial para esta investigación. La mezcla se compone sobre todo de almidón, que es el elemento principal que permite a los granos de arena pegarse entre sí. La mezcla de estos elementos se hincha en el ”proceso de cocción” dando origen a un patrón único de modo que no hay dos recipientes exactamente iguales. Este es un proyecto de mezcla cultural. Las técnicas tradicionales combinadas con técnicas modernas en busca de una nueva identidad, tal vez el surgimiento de una nueva cultura.” –  comentó Talia Mukmel quién expondrá esta investigación y sus resultados en Ventura Lambrate 2016

talia-mukmel-terra-cotta-catalogodiseno (9)

talia-mukmel-terra-cotta-catalogodiseno (7)

talia-mukmel-terra-cotta-catalogodiseno (5)

talia-mukmel-terra-cotta-catalogodiseno (6)