Han pasado apenas una semanas desde que Renault presentara su concepto Symbioz en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017, Alemania, y vuelve a sorprender al mundo con un nuevo concepto de un automóvil sin conductor desarrollado en conjunto con los estudiantes de Central Saint Martins, en Londres. Se trata ”The Float” (el flotador), el ganador de un concurso llamado ”El automóvil del futuro” que fue promovido por el fabricante francés entre los estudiantes del Máster en diseño de industrial impartido por la Universidad Londinense, para motivarlos a pensar en el futuro del diseño de automóviles autónomos (auto conducidos) y modulares y cómo la infraestructura y los servicios deben adaptarse.

La estudiante Yuchen Cai fue anunciada como la estudiante ganadora durante la inauguración del pasado designjunction en el marco del Festival de Diseño de Londres 2017. ”El flotador” es un automóvil que proporcionará una nueva forma de conectar con la gente, una nueva forma de movilidad que retrata una idea de cómo los conductores pueden ser más abiertos y sociales al mundo exterior en la medida que la auto-conducción se vuelve cada vez más popular.

La visión Cai del vehículo del futuro parece una burbuja cuando está en tránsito y en lugar de moverse sobre ruedas, el vehículo utiliza la tecnología de levitación magnética (maglev). Con una carrocería hecha en vidrio transparente y asientos plateados, el automóvil ofrece una estética de diseño futurista. El concepto busca que los automóviles se conviertan cada vez más en un espacio social y ofrece una nueva forma de conectar con la gente a través de teselaciones. La forma del automóvil alude a la “no direccionalidad” con la capacidad de moverse en cualquier dirección y en cualquier momento sin la necesidad de dar girar.

El diseño es un concepto modular que permite que varias unidades ”burbujas”, hechas para una o dos personas, se puedan conectar a través de un cinturón magnético que corre alrededor del exterior para que más de dos personas puedan viajar juntas. Entrar y salir de las cabinas es fácil gracias a los asientos giratorios acoplados con puertas correderas, similares a las que se encuentran en el metro de Londres. Un control en los asientos permite al pasajero girar su asiento y abrir un sistema de sonido para hablar con los pasajeros que van en las otras unidades e incluso cambiar la opacidad del vidrio para crear distintos niveles de opacidad.

La idea también incluye una aplicación para smartphone con la que los usuarios podrían alquilar un ”flotador”, como si se tratase de un UBER o cualquier sistema de auto de alquiler por día u horas. El estudiante pasó dos semanas en los estudios de diseño de Renault en París durante el verano, trabajando con diseñadores de alto nivel para perfeccionar su idea y experimentar la tecnología en una habitación de realidad virtual que le permitió instalarse dentro de su propio diseño.

La ganadora fue elegida, entre 15 competidores, por el vicepresidente de diseño exterior de Renault,  Anthony Lo, el jefe de diseño exterior, François Leboine y el director del programa de Central Saint Martins.