Heimtextil es la mayor feria internacional de textiles para el hogar y contract, y se celebrará próximamente en Frankfurt, Alemania, del 9 al 12 de enero de 2018. Durante el evento, arquitectos, interioristas, planificadores de proyectos, compradores expertos y hoteleros, entre otros, conforman un mosaico de especificadores y tomadores de decisiones que hacen del encuentro un terreno fértil e influyente para pensar en los espacios domésticos del futuro. En este sentido, el ”Parque temático” en el Hall 6.0 es el área principal de tendencias e inspiración en Heimtextil.

En 2018, bajo el título ”The Future is Urban” o “El futuro es urbano”, el Parque temático expondrá, de manera muy accesible, las formas en que la vida urbana y los estilos de vida futuros tendrán un impacto en los espacios en los que vivimos, trabajamos, compramos y socializamos. Presentado en cuatro tendencias de estilo de vida: el espacio flexible, el espacio saludable, el espacio re-hecho y el espacio maker, ”El Futuro es Urbano” invita explorar las principales tendencias de estilo de vida y las tendencias asociadas del diseño, los materiales y el color que se tomarán el 2018 y 2019.

Casa de 13m2 por Studiomama. Foto por Rei Moon

El espacio flexible: Junto con el crecimiento exponencial de la población, el aumento del singleton urbano está obligando a reducir los espacios de vida de la ciudad. En Estados Unidos, donde la construcción de apartamentos alcanzó un máximo de 10 años en 2016, la vivienda promedio se redujo en un 7% desde 2009. Mientras tanto, el aumento de la vida y la cultura independiente, la aparición de estructuras familiares menos ortodoxas y la inasequibilidad de la vivienda para jóvenes, las generaciones obligan a plantearse nuevos desafíos.

Los diseñadores, arquitectos y planificadores están aplicando su ingenio para adaptarse a estos desafíos. Están optimizando el espacio disponible con apartamentos tipo estudio flexibles y espacios de trabajo y vida con muebles transformables y configuraciones espaciales adaptables que cambian con solo presionar un botón. Se están destacando las estructuras prefabricadas y los muebles portátiles, que reflejan una mentalidad cada vez más estricta impulsada por la experiencia sobre la propiedad.

Sofá, ”El nómada urbano” por Hannabi

El espacio saludable: Viviendo en las ciudades, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo lejos del aire libre, por lo que los espacios interiores en los que vivimos, trabajamos, aprendemos y nos relajamos tienen un profundo efecto en nuestro bienestar. En consecuencia, los diseñadores, arquitectos y científicos de materiales buscan cada vez más características de diseño innovadoras que mejoran nuestra salud, felicidad, atención plena y productividad.

La contaminación es uno de los principales aspectos negativos de nuestras ciudades densamente pobladas. Nueve de cada 10 personas en el planeta ahora respiran aire contaminado, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, que vinculan unos tres millones de muertes cada año a la contaminación del aire exterior. La contaminación del aire, tanto en el exterior como en el interior, juega un papel en una de cada nueve muertes en el mundo.

Instalación ”In-Out” por Judith Fassbender y Benjamin Schief

La contaminación del aire se está abordando en todos los niveles, desde el gobierno y la arquitectura hasta el individuo. Desde la simple integración de las plantas en el espacio interior a las soluciones innovadoras para el aire limpio y purificado y los nuevos destinos de bienestar, el espacio saludable debe aumentar.

Oficinas centrales e Joolz en Amsterdam por Space Encounters

El espacio re-hecho o re-made: Por primera vez en la historia, los desechos urbanos crecen más rápido que la tasa de urbanización. Según el Banco Mundial, en 2025 la población urbana habrá crecido en 1.400 millones de personas, cada una de las cuales descartará un promedio de 1,42 kg de desechos por día, más del doble del promedio actual de 0,64 kg por día. En ese período, se estima que el desperdicio urbano mundial anual se triplicará con creces, de 0,68 a 2,2 mil millones de toneladas por año.

Bancas de tableros textiles por Max Lomb para Really y Kvadrat

Para hacer frente a las enormes montañas de basura generadas por poblaciones multimillonarias, las ciudades del futuro deberán olvidar la diferencia entre los desechos y los recursos. Nuestra basura tendrá que convertirse en el punto de partida para algo nuevo. Las ideas y las iniciativas ya están dando una idea de cómo podríamos construir entornos urbanos de forma más sostenible en el futuro y los diseñadores están descubriendo formas de reutilizar lo que ya tenemos para crear espacios reconstruidos.

”Lana del bosque” por Tamara Orjola

El espacio maker: Inspirado por la interrupción de las comunicaciones en Internet, el Movimiento Creador o ”Maker” de rápido crecimiento está generando una revolución en la fabricación. Tiene el potencial de cambiar fundamentalmente la naturaleza de la producción, gracias en gran parte, a la democratización de la tecnología de fabricación digital, que permite a cualquiera, en cualquier lugar, crear sus propios artículos.

Las marcas y los fabricantes se están dando cuenta de la demanda de autorrealización a través de la fabricación. Se están convirtiendo en educadores, para satisfacer la demanda de aquellos que buscan nuevas experiencias de aprendizaje. Estos cambios están llevando a una visión popular de la ciudad del futuro como un lugar de autosuficiencia. La tecnología de vanguardia y las habilidades prácticas permitirán a los ciudadanos alimentarse, y curarse a sí mismos. Al ofrecer conexión a una comunidad de personas con ideas afines, Internet está uniendo a las personas para que participen en la cultura de la creación.

Máquina ”Kniterate” por Gerard Rubio