El estudio francés Coldefy & Associés ha revelado las primeras imágenes de lo que sería el invernadero tropical más grande del mundo. Se trata de ”Tropicalia”, un biodome que se instalaría a las afueras de Rang-du-Fliers, al norte de Francia, para crear un ecosistema tropical de 15.000 metros cuadrados cubiertos con una sola cúpula, con el fin de sumergir a los visitantes en un mundo exótico, proporcionando una temperatura constante de 28 ° C en una región con un clima notoriamente pobre.

Este lugar único contendrá una gran variedad de fauna y flora, mariposas, flores exóticas, colibríes, cascadas, cuencas de acuarios, peces, tortugas, caimanes y más. Más allá del mundo interior eminentemente exótico, la sensación de inmersión total es posible con el enfoque arquitectónico innovador.

La ausencia de columnas de carga que interrumpan la vista o introduzcan artificialidad, junto con el tratamiento natural de la pared vegetal perimetral que permite solo una vista hacia el cielo desde el interior, los visitantes tendrán la sensación de un espacio desconectado del mundo exterior.

Visto desde afuera, la arquitectura se funde con el paisaje: el edificio está parcialmente enterrado en el suelo, disminuyendo su altura e impacto. Desde una vista distante, la estructura se eleva como una suave colina en el paisaje natural.

Como un proyecto como ”Tropicalia” implica un mayor ingenio y un enfoque serio y sostenible, la estructura del techo implementada está compuesta por cojines de aire presurizado EFTE dentro de un marco de aluminio.

secciones longitudinales

planta general