La organización suiza sin ánimos de lucro, Tschutti Heftl ha orquestado una colaboración internacional para crear un álbum alternativo para la Copa del Mundo de la FIFA 2018. En lugar de fotos, que se utilizan comúnmente en los álbumes de pegatinas de fútbol, ​​los jugadores presentados acá son creados por artistas e ilustradores. Para cada uno de los 32 equipos, el artista o ilustrador creó retratos de los 13 jugadores en su propio estilo, junto con una insignia del equipo.

Los retratos no son realistas y cada artista tuvo la libertad de representar a los jugadores de su equipo como lo deseara. Algunos artistas colocaron a los jugadores en escenarios estereotipados.

“Creo que una buena versión artística de un jugador intenta no solo crear una imagen realista perfecta de la persona, sino que usa la posibilidad de la técnica de la ilustración para contar una historia adicional sobre los jugadores o un equipo”, dijo Silvan Glanzmann, presidente y líder del proyecto.

Tschutti Heftl, que se traduce como ”Revista de Fútbol”, ​​se creó exclusivamente para este proyecto. La edición de la Copa Mundial 2018 es el sexto álbum creado hasta ahora. La idea del proyecto nació en 2008, cuando se celebró el Campeonato de Europa en Suiza y Austria. Según Tschutti Heftl, el ministerio de cultura suizo había planeado algunos proyectos culturales nacionales durante el torneo, que terminó siendo cancelado antes del evento.

“Éramos un par de amigos en la ciudad de Lucerna y no estábamos contentos con esta decisión. En nuestra opinión, el Campeonato de Europa había perdido mucho de su encanto de antaño: se trataba de dinero, de patrocinio, de marcas, pero no de diversión, no de pasión real. No era más rock’n’roll, así que decidimos hacer nuestro propio proyecto cultural”, contó Silvan Glanzmann.