Construida en medio de un bosque de pinos en Brandeburgo, cerca de Berlín, la ”Casa Carbonizada” del estudio alemán Büros für Konstruktivismus representa una suerte de límite entre ”edificio” y ”mobiliario”. Se trata de una casa-estudio para un fotógrafo y músico construida de madera con sus fachadas carbonizadas con la técnica del Shou Sugi Ban que son la primera cara visible de una envolvente que internamente adquiere la expresividad del OSB. Esta envolvente, el ”edificio”, encierra en su interior un núcleo doméstico concebido como un mueble de gran formato que resuelve, en sus dos niveles, todas las necesidades funcionales.

Aparece en este ”contenedor de estancias”,  dormitorios, cocina, inodoro y ducha en el piso superior, más una habitación con aislamiento acústico para un sintetizador, dejando el resto del casa para ser utilizado como un estudio de video y fotografía en los espacios que quedan entre ”el mueble” y ”la casa”.

axonométrica interior

sección transversal