En la ciudad china de Suzhou, provincia de Jiangsu, el estudio local Wutopia Lab ha finalizado un interior mágico que podría ser lo más cercano a recorrer el interior de un arcoíris en la tierra. Se trata de la librería Zhongshu, un espacio estimulante y lleno de color animado por planchas metálicas perforadas que recuerdan formaciones nubosas y para construir una atmósfera celestial.

La nueva librería está dividida en cuatro zonas principales y varias zonas subdivididas. Con el objetivo de crear un nuevo mundo colorido mediante el uso de simbolismo, el arquitecto Yu Ting le dio un carácter único a cada zona: ”El Santuario de Cristal” para los recién llegados; ”La cueva de luciérnagas” para libros recomendados; ”El Xanadu de los Arcoíris” para la sala de lectura y ”El Castillo de la Inocencia” para libros infantiles.

En el acceso esta ”El Santuario de Cristal”, un espacio lleno de libros y nada más. Las últimas novedades se organizan en estantes de acrílico transparentes prefabricados, destacando la presencia de los libros. Utilizando bloques de vidrio, espejos y acrílico, ”El Santuario de Cristal” es un espacio en blanco brillante que atrae a los clientes al corazón de la tienda.

Después de este primer espacio viena, ”La cueva de las luciérnagas”, un túnel oscuro que conecta la sala principal y la entrada. Los clientes elegirán libros aquí y seguirán la guía de fibras ópticas en el área principal de lectura.

Después de un espacio relativamente estrecho, ”El Xanadu de los Arcoíris” es un espacio grande y abierto. Gracias a los grandes ventanales. Siendo el espacio más prominente, el área brinda una variedad de experiencias. Aprovechando las ventajas de las diferentes alturas de los estantes, los escalones y las mesas, el arquitecto crea un paisaje híper arquitectónico y abstracto de acantilados, valles, islas, rápidos y oasis.

También hay finas láminas de aluminio perforadas en colores degradados simuladas como arcoíris instaladas en la librería. Estos paneles delgados dividen zonas de diferentes funciones al mismo tiempo, aportando una atmósfera misteriosa y vaga al espacio. Estos movimientos dan forma a un ”Xanadu” de la antigua filosofía china.

Al final de ”El Xanadu de los Arcoíris”, el espacio rodeado de paredes blancas de ETFE (Etileno-TetraFluoroEtileno) es el área de libros para niños. Con la ayuda de ETFE translúcido, ”El Castillo de la Inocencia” es un mundo interior dentro de la librería. Se agregaron muchas instalaciones complejas en el espacio, creando un mundo donde los niños pueden interactuar entre sí y con la propia librería.

Aquí las hojas de aluminio perforadas con forma de ventanas juegan un papel importante en el proyecto. Cuando la mitad de las hojas fueron perforadas, perdieron la calidad visual de los metales brillantes. Cuando se unieron varios paneles de diferentes tamaños y colores, se crea una sensación de velo. Estos efectos ambiguos dieron cualidades a la librería. La distancia entre cada conjunto de paneles también es de gran importancia.

Algunas brechas entre los paneles son más grandes que otras, creando así espacios de diferentes experiencias. Nuevamente, con la calidad casi translúcida de los paneles, los límites entre cada espacio individual se disuelve. Con el uso de luces, las láminas de colores también se pueden ver desde el exterior, ofreciendo un punto de interés que anima desde la ciudad.

vista axonométrica