Cuatro estudiantes del Royal College of Art y del Imperial College de Londres han desarrollado una serie de máquinas que convierten los desechos de los mariscos en un bioplástico biodegradable y reciclable. El proyecto, llamado The Shellworks, permitió a Ed Jones, Insiya Jafferjee, Amir Afshar y Andrew Edwards transformar las conchas de crustáceos en un material similar al papel que podría actuar como una alternativa sostenible a los plásticos de un solo uso. Leer más