En Taipei, la capital de Taiwán, el estudio local A Little Design ha transformado un estudio de piano de 17 metros cuadrados en un eficiente departamento con muebles integrados que ahorran espacio. La principal dificultad fue acomodar el programa en un espacio coartado por una viga de concreto que corre a lo ancho del apartamento y que restringe aún más la cantidad de espacio disponible.

El espacio fue diseñado para una mujer que viaja frecuentemente por trabajo, a veces viviendo en el extranjero durante cortos períodos de tiempo. Cuando está en Tapei, ella prefiere una estadía más corta en lugar de un espacio más grande.

“Aunque la propietaria no necesita un apartamento grande, la unidad de 17 metros cuadrados era demasiado pequeña para una cama tamaño queen, área social y suficiente espacio de almacenamiento”, dijo Szumin Wang, arquitecto de A Little Design.

Wang y su equipo redistribuyeron los espacios del apartamento para que el área de estar, dormitorio y baño tuvieran tamaños adecuados. Así, el baño y la cocina cambiaron de posición, y la entrada y la cocina se combinaron para crear un espacio continuo.

Artículos como la lavadora, la nevera y una estufa eléctrica están dispuestos a lo largo de las dos paredes sólidas de la cocina. El equipo de diseño se aseguró de permitir una superficie de trabajo generosa con estantes y armarios montados por encima y por debajo de la altura del mostrador. Los utensilios de cocina y de mesa que se utilizan comúnmente se almacenan al alcance de la mano en la superficie de trabajo, mientras que los gabinetes montados más arriba brindan almacenamiento para los artículos que se usan con menos frecuencia.

Aunque el baño se ha reducido ligeramente en tamaño, su nueva ubicación proporciona al espacio húmedo una mejor ventilación y suficiente luz solar. Un hueco estrecho proporciona un espacio para estanterías, mientras que la puerta corredera del espejo hace que el baño se vea más brillante y más espacioso.

La viga que atraviesa el piso ahora sirve para separar el servicio del apartamento y los espacios de vivienda, mientras que el espacio debajo de la viga se ha convertido en gabinetes de pared que se ejecutan a lo largo de las escaleras. La nevera se encuentra debajo de las escaleras junto con armarios adicionales que sirven como una extensión de la cocina.

El área para dormir está ubicada en el entresuelo, donde se encuentran una mesa y un cajón debajo de la viga. En la planta baja, un armario está integrado en la entrada del apartamento y el área del sofá también funciona como un espacio para vestirse y trabajar con un gabinete para zapatos incorporado y un escritorio que se despliega desde la pared adyacente.

El piso se eleva un nivel en la base de las escaleras entre el baño y la sala de estar para acomodar las tuberías. Aquí, los diseñadores han integrado un gabinete de almacenamiento que también se puede usar como mesa auxiliar y una pila estrecha de estantes empotrados que sobresalen contra la ventana.

planta baja

nivel entresuelo