En la ciudad española de Tui, la oficina local Erbalunga Estudio ha completado el diseño interior para la agencia de publicidad Sra. Emilia instalada en la planta baja de un edificio. La planta alargada del local, con una gran fachada de vidrio hacia la calle y dos grandes ventanales al fondo, sugirió un recorrido longitudinal donde la luz natural es el reclamo para avanzar. El programa se divide e tres estancias diferenciadas: recepción, sala de reuniones y zona de trabajo.

Se dispuso un esquema lineal, con las estancias interconectadas visualmente de forma clara y sencilla, para que el cliente tuviera una visión global del funcionamiento de la empresa y sus procesos de trabajo. Transparencias, superposiciones, maclas, procesos de trabajo que se van clarificando a medida que se recorre un interior definido por materiales y estructuras visualmente ligeras que permiten que la mirada los traspase.

La sala de reuniones es el espacio central, es el alma de la empresa. Un espacio estático, ausente de ornamento, información o producto. Un espacio donde las ideas tienen peso e importancia, porque el auténtico producto de venta se transmite en esta sala. Un producto complicado de vender, no falto de valor, y cuya importancia debe ser transmitida al cliente en un entorno sin referencias visuales, donde comprobar que los conceptos siguen funcionando en ausencia de condicionantes.