A mediados de 2018, y tras ganar el concurso privado convocado por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Estudio 685 asumió los trabajos de diseño, readecuación e implementación de las nuevas oficinas de la AFD en Quito, Ecuador. El programa planteado por el cliente requería crear un ambiente de trabajo versátil, y de diseño abierto para acoger a sus funcionarios permanentes y temporales (misioneros).

Los arquitectos del estudio ecuatoriano optaron por hacer de cada espacio de producción una ”caja de ideas”, con identidad propia y funcional, capaces de fomentar la interacción entre los miembros del equipo de trabajo. Así, las nuevas oficinas de la AFD albergan entornos individuales, así como también espacios para reuniones en pequeños grupos de trabajo, y áreas comunes para encuentros de mayor tamaño.

Todas las oficinas tienen vista a la ciudad. Se suma a ello, detalles como la carpintería de laurel que evocan la estética de los paisajes andinos, y divisores verdes que agregan abundante vegetación en el interior para atender al sentido de la biofilia. Se trata de un espacio de trabajo estimulante, acogedor y flexible, donde el compromiso de sus funcionarios convive con los principios de transparencia y profesionalidad de la empresa internacional que alberga.