Siete estudiantes de la Facultad de Arquitectura Frank Lloyd Write y el estudio español Aixopluc se han unido para completar Little Shelters, los primeros refugios construidos en el desierto de Sonora y al interior del campus de la escuela ubicado en Arizona. Los refugios fueron diseñados y construidos en sólo 12 semanas con un presupuesto de $2000 y materiales de descarte que sese encontraban al interior del mismo campus.

Más allá de un ejercicio de diseño, el proyecto puso énfasis en la colaboración y la supervivencia, el fortalecimiento de un equipo dinámico capaz de tomar decisiones para llegar a soluciones de habitación en un paisaje y un clima que está preparado para rechazar casi cualquier alternativa de refugio. Con la ayuda de materiales recuperados de los almacenes locales el equipo construyó una serie de estructuras cuyos diseños hacen eco de la necesidad primitiva de sobrevivencia, una especie de ”Cabaña Primitiva” del s.XXI que ofrece protección contra las inclemencias de un ambiente extremo.

aixopluc-little-shelters-catalogodiseno (5)

El refugio principal (portada) esta compuesto por dos volúmenes cerrados con cubiertas a un agua cuyo espacio intersticial sirve como extensión del programa, proporcionando un espacio para reuniones y descanso.

Photograph by Nathan Rist

Una secuencia de marcos metálicos idénticos apoyados sobre las rocas del lugar define el esqueleto de cada refugio mientras paneles de relleno cierran las caras exteriores, algunas de ellas móviles para mejorar las condiciones de ventilación. Finalmente, planchas de metal ondulado permiten construir una cubierta eficiente que se dilata del espacio habitable para permitir una ventilación cruzada ayudando a refrigerar el espacio habitable.

aixopluc-little-shelters-catalogodiseno (8)

aixopluc-little-shelters-catalogodiseno (6)

el equipo de estudiantes