Perú es un país con una inmensa diversidad geográfica. Esta brinda a sus productores la posibilidad de tener un gran potencial para desarrollar un fuerte mercado orgánico y también varios retos a superar. En este contexto, el proceso de ganadería lechera orgánica y tradicional aparece como una oportunidad que está fuertemente amenazada por una geografía accidentada, que debe ser transitada de manera lenta y laboriosa, resultando extensos tiempos y altos costos de traslado.

Por otra parte, el libre pastoreo de las vacas impide que estas estén concentradas en un solo lugar, donde se realice todo el proceso de ordeño. El uso de grandes máquinas de ordeño y refrigeración tampoco es posible debido a limitaciones económicas y porque su utilización implicaría ir en contra de una producción orgánica.

Para fortalecer y optimizar el proceso de producción de la lechería rural en Perú, un grupo de cuatro estudiantes de diseño de la Pontificia Universidad Católica del Perú, desarrolló el proyecto ”Alalau”, un sistema de cadena de frío compuesto por envolventes y mochilas térmicas que tiene en cuenta las necesidades del negocio de la leche y de los pequeños productores trabajan para las grandes lecherías. Su propósito es garantizar la calidad de la leche desde el ordeño hasta la llegada a la planta de tratamiento. Para lograr esto los estudiantes se enfocaron en lograr dos objetivos: reducir la temperatura de la leche hasta los 15°c y mantenerla a esa temperatura hasta que sea procesada en planta.

”Hoy en día, la razón principal de una leche de mala calidad es la falta de una cadena de frío adecuada, que evite la formación de microorganismos en la leche antes de que sea procesada. Debido al contexto socioeconómico de las comunidades lecheras, las soluciones de cadena de frío que se ofrecen en el mercado no son adecuadas para su implementación.”, explicó el equipo de Alalau.

”Alalau” ofrece una solución efectiva de bajo costo y baja tecnología que disminuye la temperatura de la leche. Esto reduce la reproducción de microorganismos en un 98%. Aunque ”Alalau” utiliza procesos de consumo realmente sencillos y de bajos recursos, está diseñado para maximizar la capacidad de enfriamiento de sus componentes, logrando una mayor efectividad y adaptándose a las limitaciones del contexto donde se utiliza.

”Alalau” es el resultado de todo un año de trabajo como proyecto final de los alumnos Santiago Velasquez, Andrés Canchán, Franco La Puente y Elizabeth Albarracin. Fue desarrollado gracias al apoyo de la empresa Vacas Felices, una empresa familiar orgánica dedicada a la producción agroecológica de derivados lácteos. Actualmente, el equipo sigue trabajando con la empresa y espera poder implementar el proyecto en un futuro cercano. Este proyecto permitirá un impacto positivo en la calidad de la leche reflejándose en un beneficio económico para el ganadero, la comunidad, la empresa y el consumidor.

El proyecto ”Alalau” ha sido seleccionado como uno de los 150 proyectos del Global Grad Show 2018, una exhibición de proyectos de estudiantes recién graduados que busca señalar las estrategias más eficientes para dar forma al mañana, a partir de la premisa del bienestar social. La exhibición que incluye a estudiantes de 61 países de todos los continentes se desarrolla en el marco de la Dubai Design Week 

Santiago Velasquez, Andrés Canchán, Franco La Puente y Elizabeth Albarracin