De manera secreta y absolutamente concentrada estuvo trabajando la startup australiana Alauda durante los dos últimos años para desarrollar lo que podría ser el futuro de las competencias automovilísticas. El resultado es el concepto airspeeder Mark 1 revelado recientemente, una nueva clase de vehículo de carreras aerotransportado que pide colaboración en Kickstarter no solo para construir el producto final, sino también a los inicios de una comunidad que podría marcar el comienzo de una nueva era del deporte.

Acuñando el concepto “deporte del airspeeder”, Alauda espera llevar la tecnología a la perfección mientras espera su primera carrera de prueba oficial. En la etapa inicial, Alauda ha probado con drones, desarrollando un sistema de control de vuelo antes de crear sus ”speeders” reales.

Los vehículos aéreos podrán viajar 200 kilómetros y estarán propulsados ​​por un motor eléctrico sin escobillas de 50 kilovatios combinado con una hélice de 1.3 metros. El motor hará girar la hélice a aproximadamente 3000 rpm, lo que producirá 65 kilos de empuje. El proyecto puede ser apoyado a través de kickstarter promoviendo la competencia como un factor progresivo en la tecnología. Alauda también se ha centrado en la apariencia del automóvil, con la esperanza de crear un modelo que desafíe las expectativas configuradas por los medios predictivos de la era espacial.

“Queremos que la gente mire las curvas del Mark 1 e inmediatamente sepa que es un vehículo para carreras aéreas e invoque la pasión por un deporte cualquiera. Para lograr alcanzar esto hemos tomado el cuerpo de un viejo coche de Fórmula V de 1960 adaptado, haciendo alusión a una edad de oro del deporte de motor.” dijo Alauda.