La relación del hombre con la naturaleza en los entornos construidos siempre ha guiado el trabajo de arquitectos y diseñadores, y en el marco del London Design Festival 2018 este interés quedó de manifiesto en la exhibición Designs for a Natural Home (diseños para un hogar natural). Para la ocasión, el estudio británico de muebles Another Country se asoció con la agencia de diseño Ekkist para crear una serie de muebles centrados en el bienestar, que incluyen una mesa con una bandeja para una superficie y un sofá cama multiusos.

La colección ”Ori” se compone de 10 piezas, todas destinadas a promover el bienestar en el hogar. Están diseñados para seguir un conjunto de principios rectores definidos por Ekkist, que fomentan la consideración de la luz, el agua, la adaptabilidad y la longevidad, la atención plena, el medio ambiente y la creación de biosferas. Cada pieza está hecha de materiales sostenibles -madera de fresno y tapices de textiles Kvadrat orgánicos- que tienen un impacto ambiental mínimo y no contienen toxinas.

“La madera tiene un efecto relajante sobre el ritmo cardíaco”, explicó Olga Turner, cofundadora de Ekkist, “y se ha demostrado que las estrategias de plantación en el hogar mejoran la concentración y reducen los niveles de estrés”.

“La cama de invitados, por ejemplo, tiene que ver con la adaptabilidad y la longevidad. Te permite vivir de manera flexible en tu hogar”, explicó Catherine Aitken, la diseñadora de Another Country responsable de la colección. La pieza de hecha fresno sólido se puede utilizar como un sofá de día o una cama individual, o extenderse para convertirse una cama doble.

Esta idea de flexibilidad se lleva a través del resto de la colección. Los elementos táctiles fuertes también se presentan en todas partes, para alentar la satisfacción plena.

Por ejemplo, la parte superior de la mesa de centro es una bandeja grande que se puede levantar, lo que fomenta el movimiento en el hogar y permite a los usuarios interactuar físicamente con los materiales. Del mismo modo, las mesas laterales están diseñadas para funcionar junto a una cama o en una sala de estar.

Al enfocarse en el principio de mover la luz alrededor de un espacio, el espejo de pared tiene bisagras para que se pueda ajustar fácilmente para reflejar la mayor cantidad de luz posible y, a la vez, fomentar la interacción.

La colección también incorpora principios de diseño biofílico, una respuesta de diseño a la necesidad humana de una experiencia del mundo natural en el entorno construido, mediante la incorporación de patrones de la naturaleza en la forma, texturas y opciones de tapices.