Situado en la Avenida da República en Lisboa, en un famoso edificio moderno, el apartamento intervenido por  Manuel Cachão Tojal se encontraba completamente en su estado original antes de los trabajos. La renovación fue diseñada para lograr dos aspectos fundamentales, respetar el proyecto arquitectónico existente y crear un contraste entre los años 60 y el estilo de vida contemporáneo.

Así, el plan fue mejorar las funciones existentes junto con las nuevas características adicionales durante la renovación para crear una identidad individual. Para lograr esto, en las áreas más privadas se mantuvieron las puertas existentes y el diseño general de las habitaciones. Mientras que, en la cocina y el lavadero, se mantuvo la piedra de mármol de lioz y los armarios. En el área social, anteriormente compuesta por 3 salas, se decidió ampliar el espacio, haciendo de esta una gran sala con una biblioteca y un comedor.

El ritual de entrada al apartamento se creó por etapas, comenzando por pasar a través de un espacio muy grande, el vestíbulo del edificio, a un espacio muy pequeño, la entrada del apartamento.

La entrada de este apartamento fue diseñada a propósito para ser íntima, con un techo y una alfombra más bajos en el piso, las paredes y el techo. Este efecto amortigua el sonido en el momento de la entrada y enfatiza la transición entre la entrada a una sala más grande diseñada para funcionar como una galería de arte, que consiste en una sala y un corredor. El elemento unificador de la renovación y la preexistencia sería la galería de arte, que vincula el área social y privada.

En cuanto a los materiales utilizados, el hormigón de la galería y la cocina es el lado positivo entre el área social y privada, que está compuesta por grandes tablones de madera de pino que es típico de la arquitectura portuguesa.

planta original

planta intervenida