El estudio holandés Ard de Vries Architecten ha diseñado una casa en Valkenberg, una hacienda situada en el valle que contenido entre las montañas de Oldenzaal y Bentheim. Se trata de una región ubicada al norponiente de Holanda conocida por su piedra arenisca y hermosos paisajes llenos de arroyos y ríos. Los arquitectos buscaron crear un proyecto que recogiera la carpintería local e incorporara los materiales del lugar para crear una propuesta contemporánea.

planta baja

planta alta

La casa está diseñada para maximizar diferentes vistas, creando una experiencia dinámica frente al paisaje circundante. A través de una variedad de tamaños de habitación, técnicas de iluminación y materiales, la casa crea una experiencia en constante cambio de la configuración paisajística de modo que “el paisaje aparece en la villa en múltiples formas”.

Con naturalidad, las materias primas se emplean en todo el espacio, incluida la piedra arenisca que pertenecía a una casa demolida. Un carpintero fue contratado para emplear roble de origen local para toda la estructura de la casa.