Fundada en Finlandia en 1649, a orillas del río Fiskars, la pequeña comunidad de fábricas de hierro es considerada la cuna del industrialismo finlandés. Actualmente, Fiskars Village alberga a unos 600 habitantes y es un importante centro de artesanía en Finlandia además de ser la cuna de una Bienal de Arte y Diseño. Han sido justamente los organizadores de este evento los que invitaron al diseñador inglés Jasper Morrison para reclutar a 18 diseñadores encargados de diseñar 18 bancas públicas en las orillas del río Fiskars.

El festival hace hincapié en los principios de la diversidad y el desarrollo sostenible, que se resumen en un programa que reúne arte y diseño. Los visitantes tuvieron la oportunidad de participar en el trabajo de casi 100 artistas y diseñadores seleccionados por tres curadores, Jasper Morrison, Anniina Koivu y Jenni Nurmenniemi.

En un comentario, Jasper Morrison sugirió que el formato de la bienal ofrece una oportunidad para explorar los aspectos menos comerciales del diseño, y agregó que las bienales se pueden ver como “un antídoto para las ferias de diseño sin fin y las semanas de diseño que han proliferado en los últimos años.”

Morrison afirmó que su decisión de encargar una serie de bancas se basó en la disposición de los edificios industriales de la aldea a lo largo de las orillas del río. Como un objeto destinado a ser compartido, la banca también refleja el tema de la “coexistencia” de la bienal. Morrison seleccionó a diseñadores de todas las edades cuyo trabajo admira para crear las soluciones de asientos, que se ubican a lo largo de las orillas del río entre los lugares que albergan las principales exhibiciones de la bienal.

“La banca pública es una tipología rara en el espectro de tipos de muebles. No pertenece a nadie y está disponible para todos; es un símbolo de comunidad y mejora la calidad de la vida pública cotidiana”. dijo Jasper Morrison.

“En términos de un desafío de diseño, la banca ofrece infinitas posibilidades estructurales, materiales, expresivas y esculturales”, agregó. “Todos reconocemos una buena banca cuando la vemos, y esto las convierte en un tema ideal para un evento de este tipo”.