Dos cuadros azules enmarcan el escaparate y la puerta de acceso de esta espartana barbería instalada en un antiguo garaje con vista a la costanera de El Puig, un pequeño pueblo costero ubicado en Valencia, España.

El proyecto de la Barbería 51 o ”a la fresca” estuvo a cargo del estudio NADA y representa un gesto de sinceridad al entorno marcadamente marítimo del pueblo y a la honradez de quien no tiene nada que esconder. Un banco de madera junto a la puerta invita a los transeúntes a sentarse para esperar su turno, conversar entre vecinos o simplemente descansar unos minutos hasta su próximo destino.

Los límites entre el interior y el exterior de la barbería se desdibujan convirtiéndose así en punto de reunión para los vecinos; un lugar desde donde ver y ser visto; un acontecimiento en la vida cívica más cotidiana.

”Estar ”a la fresca” con los vecinos mientras uno espera el turno para ser atendido, es un guiño al modo de habitar el espacio público de antaño, tan mediterráneamente genuino y tan injustamente en desuso. Un espacio para encontrar y ser encontrado, para dialogar y para reforzar los lazos con el vecindario.” dicen Borja Hernández y Arcadi Martin, fundadores de NADA.

NADA ha intervenido este pequeño local de la forma menos agresiva posible, con un enfoque cuidadosamente casual, el proyecto para Barbería 51 pretendía ser honesto y consecuente con el presupuesto acordado con el cliente. El resultado: un ambiente limpio, calmo, elegante y sin pretensiones.

Un enorme ventanal conecta a los clientes con el exterior para enfatizar el sentimiento de pertenencia a la comunidad, y a su vez, sirve de escaparate de lo que ocurre dentro: un barbero realizando su oficio. El espacio, se configura como una sala diáfana vacía, blanca y con instalaciones vistas. La iluminación es mayoritariamente natural, y la que se aporta artificialmente es discreta y modesta, de estilo industrial, recordando el pasado del local.

Materiales constructivos básicos, sencillos y bañados de blanco donde lo único que destacan son los utensilios de trabajo. El resto de elementos parecen realzar su protagonismo: un acogedor pavimento de madera y un gran mostrador de líneas rectas realizado en madera de pino.

planta general