El arquitecto y diseñador con base en Londres, Bastian Beyer, junto a su colega Daniel Suarez, están usando bacterias para calcificar tejidos que sirvan como materiales de construcción. Una estación de trabajo modular y transformable, que puede funcionar como telar y biorreactor, inicia el proceso de producción. Los diseñadores esperan que el material resultante pueda tener un uso en el diseño arquitectónico y la construcción, como divisores espaciales, sombreaderos, refuerzos y sistemas de techos o paredes potencialmente estructurales.

”El proyecto ”Column” explora el potencial estructural de biocompuestos de punto aumentado basados ​​en técnicas de tejido tradicionales. El enfoque permite un procesamiento manual exploratorio y no uniforme de materiales mientras se generan distintas tectónicas textiles.” dijo Bastian Beyer.

La integridad estructural de la estructura de yute tricotado se establece a través de una matriz de calcita que se deposita gradualmente en el nivel de fibra mediante la precipitación de calcita inducida microbiológicamente, creando un material compuesto multi-jerárquico.

Este proceso tiene lugar en el biorreactor y se logra a través de una reacción bioquímica, pulverizando sucesivamente la estructura textil suave con un cultivo activo de bacterias y desencadenando localmente la reacción con un tratamiento secundario. Finalmente, una matriz de calcita a nivel micro se acumula gradualmente y solidifica la estructura.

”Este microbioma textil activo crea una capa adicional dentro de la jerarquía del material que consiste en la interrelación basada en el tiempo entre un microorganismo vivo, su material “huésped” y su entorno, que podría potencialmente utilizarse para futuros materiales bio-receptivos y sostenibles.” explica Bastian Beyer.

El proyecto ”Column” puede entenderse como un mediador arquitectónico de un proceso de fabricación de múltiples actores, permitiendo que los aportes interdependientes de lo digital, lo microbiológico y el cuerpo humano se fusionen en una entidad co-creadora. El proyecto fue galardonado con el premio de investigación emergente autocad / ACADIA 2018 en la conferencia ACADIA 2018 en la Ciudad de México.