El Laboratorio de Fabricación Digital de Santiago -o Fab Lab Santiago– ha colaborado con profesionales de Edudown Chile, una corporación sin fines de lucro cuyo objetivo es ”promover el desarrollo integral de las personas con síndrome de Down con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias, desde los primeros años hasta la adultez”. El laboratorio de innovación liderado por Andrés Briceño y Tomás Vivanco desarrolló tres productos que buscan potenciar el aprendizaje y el desarrollo físico de los niños. Se trata de bloques de juego, un kit electrónico de estímulos y una silla para mejorar la postura al comer.

El proyecto financiado por el Laboratorio B.Braun e implementado por Fab Lab Santiago, se compuso de tres etapas. La primera estuvo enfocada en el levantamiento de necesidades en conjunto con los profesionales, la segunda fue una etapa de testeo y rediseño de los productos con los profesionales y una tercera de iteración con los niños para rediseñar los productos finales.