BIG Architects, el estudio danés fundado por Bjarke Ingels, ha revelado su diseño para el nuevo Teatro Nacional de Albania. Con un volumen en forma de corbata de moño (también conocidas como ”humitas” en algunos países de América del Sur), el nuevo espacio cultural diseñado en colaboración con Theatre Projects, adapta tres funciones en una para atender la próspera escena teatral y de performance de Tirana, la capital albanesa. 

El Teatro Nacional de Albania es un lugar contemporáneo de 9.300 m2 diseñado para albergar compañías teatrales locales y de turismo en la capital de la nación. Situado en el corazón cultural y administrativo del centro de Tirana, junto a la icónica Plaza Skanderbeg, la Ópera Nacional y la Galería Nacional de Arte, el espacio cultural reemplazará el teatro existente y agregará tres nuevos espacios de actuación en el interior, un anfiteatro en la azotea y un espacio público cubierto debajo del edificio.

“Tirana atraviesa una era de transformación e innovación sin precedentes. La ciudad se está volviendo más verde con una gran plantación de 2 millones de árboles. Es una ciudad peatonal y amigable con los niños, con innumerables parques infantiles y grandes áreas sin automóviles, como Scanderbeg Square y New Bazaar. El turismo también se ha multiplicado en un 250% en los últimos años como un destino líder de escapadas urbanas. El nuevo teatro de BIG se convertirá en la joya de esta transformación en el corazón de la capital.” dijo Erion Veliaj, alcalde de Tirana.

Situado prominentemente en el eje cultural y en una zona principalmente peatonal, el diseño de BIG para el Teatro Nacional de Albania busca reclamar y reforzar el objetivo de la ciudad para más lugares de reunión urbana que favorecen al peatón. El volumen en forma de prisma se comprime y levanta en el centro, creando conexiones y plazas públicas en ambos lados del teatro a nivel de la calle. Los visitantes y entusiastas del teatro pueden ingresar al edificio desde cualquier lado o simplemente permanecer bajo el arco del edificio para disfrutar de actuaciones improvisadas y otros eventos culturales.

“Nuestro diseño para el nuevo Teatro Nacional de Albania continuará los esfuerzos de la ciudad para hacer que los espacios públicos de Tirana sean más atractivos y sus instituciones públicas más transparentes. El teatro se concibe como dos edificios conectados por el auditorio principal: uno para el público y otro para los intérpretes. Debajo, el teatro se arquea desde el suelo creando un área cubierta de acceso para el público, así como para los artistas intérpretes o músicos, al tiempo que abre una puerta de entrada de escala urbana. Arriba, el techo refleja este arqueo, formando un anfiteatro al aire libre con un telón de fondo del horizonte de la ciudad” explicó Bjarke Ingels, socio fundador de BIG.

Una vez dentro del edificio, los visitantes tendrán acceso a la boletería flanqueada por dos grandes escaleras que conducen al vestíbulo del teatro. A partir de ahí, los invitados pueden continuar hasta el auditorio principal o en los espacios de representación más pequeños de la caja negra.

La organización del programa informa la forma del volumen en el exterior: el auditorio principal está ubicado en el medio, intercalado por las actividades de la parte delantera de la casa orientadas al sur, y todas las actividades y servicios de la parte de atrás de la casa al norte. Las fachadas a cada lado del edificio revelan el programa interior a los transeúntes en el exterior, creando un libro de cuentos vivo para el público y permitiendo que la operación teatral, detrás de escena, actúe como un escenario en sí mismo.

En este sentido Bjarke Ingels comenta, “las dos fachadas principales del Teatro Nacional de Albania se abren para exponer el interior a los transeúntes. Un lado revela un vestíbulo, salón, bar y restaurante, así como dos etapas experimentales para los transeúntes, como habitaciones de una casa de muñecas. El otro lado revela toda la sección del backstage, los escenarios laterales, debajo del escenario y la torre de vuelo, exponiendo toda la maquinaria teatral a los observadores curiosos. Cuando un teatro normalmente no estaría abierto al público hasta las primeras horas de la noche, el nuevo Teatro Nacional albanés se convertirá en un espectáculo de producción y rendimiento durante todo el día”. aseguró Bjarke Ingels.