”Doricahhh” y ”Jonicahhh” son dos lámparas diseñadas por Enorme Studio que intentan recuperar el insigne pasado clásico de las columnas dóricas y jónicas y transformarlo en objetos de mobilario. Construidas en metacrilato fluorescente, las lámparas que son parte del proyecto de investigación Bizarre Columns, utilizan luminarias convencionales como son un tubo fluorescente y un globo de cristal para dignificarlos a través de un ejercicio de Clasicismo Free Style.

Sobre los antecedentes del proyecto Bizarre Columns, Enorme Studio comenta:

Durante el Movimiento Moderno, la columna es despojada de cualquier protagonismo procedente de su insigne pasado. Cualquier referencia ornamental significante es eliminada de una columna reducida a una cuestión funcionalista sintáctica. La columna, que incluso pierde su nombre en pos del término corbuseriano “piloti”, sólo es relevante en cuanto a su capacidad estructural y estructurante del nuevo orden impuesto por la modernidad a través de la planta libre. Esta reducción formal y semántica será cuestionada por Robert Venturi en “Complejidad y Contradicción en la Arquitectura” de 1966 y por Charles Jencks en “El Lenguaje de la Arquitectura Posmoderna” de 1977. Para este último, la arquitectura debe recuperar su capacidad semántica como lenguaje a través del poder de la metáfora…

…La columna se convierte así en la palabra fundamental destinada a explicitar esos nuevos mensajes que superen, pero a la vez incluyan, a la agotada modernidad. La hibridación y complejidad estéticas, la recuperación y reinterpretación de la historia, el gusto por lo extravagante o bizarro, la inclusión del público no especializado, el interés por el contexto o la generación de nuevos referentes culturales son algunos de esos nuevos mensajes para los que la columna se convierte en medio de comunicación fundamental.