Para la edición 2018 de la feria española de hotelería, Hostelco, el estudio de arquitectura e interiorismo, BoMa diseñó una habitación que transportó a los visitantes, directamente al mar. A partir de un océano de cortinas con toda la gama de azules profundos, acompañado del  sonido de las olas  y el fresco olor del agua, el equipo de diseño transformó los 32 metros cuadrados del Live Hotel de Barcelona en un pequeño oasis de tranquilidad al que muchos visitantes acudieron para tomarse un respiro  del frenético ritmo de la feria.

”Esta original idea es una performance para transmitir nuestro convencimiento de que el nuevo Hotel no es solo un lugar para pasar la noche, sino que el visitante busca nuevas experiencias y los hoteles se convierte en un destino en sí en el que cabe arte, música, imaginación y atmósferas en las que  todos los sentidos intervienen.” dice un comunicado de BoMa Estudio.

Asimismo, el trabajo de Carmela Martí demuestra las inmensas posibilidades del textil para transformar cualquier espacio. La técnica utilizada para plasmar el mar en textil es la impresión digital, cuyos avances técnicos permiten que estos tejidos puedan utilizarse para hostelería. Esto abre un sinfín de posibilidades para realizar todo tipo de proyectos totalmente personalizados y originales.