Recientemente en Estados Unidos, un equipo de profesores de ingeniería de la Universidad Brigham Young (BYU) han creado un ligero escudo antibalas inspirado en el origami que puede proteger a las fuerzas de orden contra el fuego enemigo. El escudo pesa sólo 25kg y esta hecho de 12 capas plegables de Kevlar, una fibra artificial ligera, robusta y de gran resistencia al calor.

El blindaje portable se puede plegar de manera compacta cuando no está en uso, lo que facilita el transporte y despliegue. Cuando se abre -acción que tarda sólo cinco segundos- puede cubrir a los oficiales y detener las balas de varios tipos de armas que por motivos de seguridad no pueden ser detalladas.

“Trabajamos con un agente especial federal para entender cuáles eran sus necesidades, también con equipos del SWAT y oficiales de policía quienes expresaron que las soluciones actuales a menudo son demasiado pesadas y no tan portátil como les gustaría”, dijo Larry Howell , Profesor de ingeniería mecánica en BYU. “Queríamos crear algo que fuera compacto, portátil, ligero y funcionara muy bien para protegerlos”.

En el trabajo con las fuerzas de orden, los investigadores de BYU aprendieron que mucho de lo que se utiliza actualmente no ha evolucionado desde tiempos medievales: escudos que son en su mayoría platos planos, torpes, que cubren sólo a una persona. Las barreras actuales son tan pesadas y engorrosas que dificultan que los oficiales se muevan en su posición.

byu-brigham-young-university-escudo-origami-catalogodiseno (2)

La barrera que Larry Howell y sus colegas diseñaron está hecha de 12 capas de Kevlar a prueba de balas y pesa sólo 55 libras (25kg) mientras que la mayoría de los escudos de acero pesan alrededor de 100 libras. La barrera construida por BYU usa un patrón de pliegue de origami de Yoshimura para expandirse alrededor de un oficial, proporcionando protección en el lado además de protegerlos en el frente.

En las pruebas, el escudo paró con éxito balas de pistolas Magnum 9mm, .357 y .44mm. “Esas son armas de mano importantes, con poder”, dijo Howell. “Sospechábamos que algo tan grande como una Magnum .44 realmente derribaría el escudo, pero eso no sucedió. El escudo es muy estable, incluso con grandes balas golpeándolo. ”

byu-brigham-young-university-escudo-origami-catalogodiseno (3)

Dado que el tejido Kevlar está expuesto a desgaste, abrasión y es sensible a la luz solar y el agua, el equipo también hizo un esfuerzo concentrado para reforzarlo contra el medio ambiente.

“El escudo va desde un estado muy compacto que se puede llevar en el maletero de un auto a algo que se puede cargar, abrir y cubrir para estar a salvo de las balas”, dijo Terri Bateman, profesor adjunto de BYU de ingeniería y Miembro del equipo de investigación. “Entonces puedes doblarlo fácilmente y moverlo si necesitas avanzar en tu posición.”

Además de proteger a los agentes de policía, los investigadores creen que el escudo plegable podría ser utilizado para proteger a los niños en una escuela o una persona herida en una situación de emergencia. Aunque la barrera balística esta en su fase de prototipo, Howell y Bateman lo han probado con los oficiales en terreno. La respuesta ha sido positiva hasta ahora.

byu-brigham-young-university-escudo-origami-catalogodiseno (1)