En Hue, una ciudad histórica en el centro de Vietnam, se encuentra esta pequeña cabaña de madera diseñada como parte de un proyecto de alojamiento familiar donde los turistas pueden pasar sus vacaciones conectados con los elementos del entorno. Ubicada en la esquina del terreno que ocupa la casa principal, el proyecto diseñado por SILAA se resuelve alternando los volúmenes y creando espacios entre ellos para fomentar la interacción.

La disposición de los volúmenes separados, que albergan los espacios para dormir, los baños y la cocina, a lo largo de dos pisos, crea volúmenes abiertos que incluyen los espacios comunes, terrazas y huecos. A través de estas brechas, la gente puede disfrutar de las áreas comunes y la vegetación circundante, todo bajo el mismo techo con tragaluces.

Los espacios proporcionan la sensación de conexión entre las personas y el entorno circundante. Los huéspedes tienen la experiencia de vivir en un ambiente selvático, al mismo tiempo que tienen espacios privados más cerrados. Además de la conexión con la naturaleza, el proyecto también se responsabiliza de la naturaleza debido a su proceso de construcción amigable y de bajo costo, la naturaleza reciclable y el uso de materiales locales.

La madera recuperada y la paja se utilizan para las estructuras principales y la cubierta del techo de la cabaña. Los paneles de policarbonato cubren los espacios para dormir y ayudan a difuminar los límites de la cabaña. Este material proporciona una barrera translúcida que conecta los espacios interiores con el jardín exterior al aportar luz natural y color, pero mantiene los espacios cerrados y privados.

planta baja

planta alta