Desde un inicio el estudio español con base en Mallorca Munarq ha enfocado su trabajo en integrar la arquitectura con el paisaje del Mediterráneo, incluyendo en sus obras materiales y técnicas de construcción local. Can Valls, una antigua casa de campo habilitada como taller de pintura y vivienda para un artista local, es un claro ejemplo de esto. A la antigua infraestructura ubicada en el pequeño pueblo de Pla de Na Tesa, al interior de Isla de Mallorca, se le ha añadido un nuevo volumen de muros de piedra que contienen las áreas sociales en planta baja.

munarq-can-valls-catalogodiseno (9)

Las principales demandas del cliente eran para los dos grandes espacios, una galería de exposiciones y un taller , así como techos altos, luz natural al norte y algunas áreas de privacidad visual donde se pueda trabajar sin ser molestado.

munarq-can-valls-catalogodiseno (17)

Se ha optado por preservar y ampliar la estructura existente, reacomodando el interior para crear más luz y visibilidad. El viejo edificio estaba en mal estado y cubierto de plantas por lo que se efectuaron numerosas reparaciones para hacerlo nuevamente habitable. En primer lugar, los muros del edificio fueron despojados de sus revoques para dejar aparecer su materialidad original, una mezcla de tierra y paja que previamente se había escondido detrás de capas mortero.

munarq-can-valls-catalogodiseno (1)

planta primer nivel

A continuación se añadió la extensión para crear una nueva planta en forma de ”L” con una superficie total de 230 m2. Las nueva ala se caracteriza por una piedra en bloque totalmente distinta en forma y tamaño a la piedra utilizada en la construcción existente.

munarq-can-valls-catalogodiseno (5)

En el interior, se añadió un piso de hormigón en las dos plantas del edificio mientras las paredes divisorias fueron re-enlucidas y pintadas de blanco contrastando con las vigas de madera a la vista y los peldaños de escalera.

munarq-can-valls-catalogodiseno (4)

Un acceso acristalado se encuentra en la unión de los dos edificios proporcionando acceso directo a la galería por un lado y al estudio por otro lado. También hay una segunda entrada en el extremo de la ampliación que permite al artista llevar aire fresco a través del edificio y ventilar el espacio de taller.

munarq-can-valls-catalogodiseno (8)

Entre ambos edificios, un patio de acceso queda marcado por un viejo pozo que puede ser utilizado para mantener al jardín que le rodea. ”Una reforma económica, sin pretensiones pero con estilo y respeto por el lugar y la construcción existente.” – afirman los arquitectos.

munarq-can-valls-catalogodiseno (3)

 

+ INFO

Can Valls

Arquitectura: Munarq

Ubicación: Pla de na Tesa, Marrachí, Mallorca, España

Superficie: 230 m2

Año: 2015

Fotografías: Gonçal Garcia