Studio Joachim-Morineau es un estudio de diseño fundado por Carla Joachim y Jordan Morineau, con sede en Eindhoven, Holanda. Su trabajo es una mezcla de artesanía, técnicas industriales y tecnología. Utilizan la experimentación para empujar los límites de cada campo. Carla y Jordan trabajaron juntos por primera vez durante sus estudios en París en ENSAAMA. Se mudaron a la Academia de Diseño Eindhoven y ambos se graduaron con honores en la mención ”Man and Activity” (Hombre y Actividad) en 2018. Su proyecto de graduación común llamado ”Moca” fue el punto de partida de su estudio.

”Moca” es la combinación del perfeccionismo de Jordan y la creatividad energética de Carla con atención a los detalles. Se trata de un proyecto dividido en tres investigaciones cerámicas diferentes: Estructuras abiertas, gráficos y texturas. Por su parte, la máquina de goteo crea cerámicas que combinan precisión tecnológica con el error humano para ofrecer piezas que son, a la vez, únicas y matemáticas.

Carla y Jordan diseñaron y construyeron la máquina industrial que gotea porcelana líquida o loza a un ritmo particular para crear una serie de contenedores con diversas estructuras y patrones. La máquina se compone de dos partes principales: una plataforma giratoria controlada por computadora y un sistema de goteo. Un molde de yeso se coloca y se centra en la plataforma y se gira a través de un motor simple, con su velocidad determinada por un código de computadora preestablecido.

Mientras el molde gira, se vierte arcilla líquida en un recipiente adjunto a la parte superior del sistema de goteo. Al abrir la válvula, la arcilla líquida se alimenta a través de una boquilla y comienza a gotear, cayendo en el molde de yeso. El diámetro de la boquilla se puede cambiar dependiendo del tamaño de goteo deseado. Pero no todo puede ser controlado en el proceso. El flujo puede ser irregular, por ejemplo, o la liquidez de la arcilla puede variar dependiendo de la vibración de la máquina, influyendo en el resultado.

“Nuestra máquina es el vínculo entre la artesanía y la industria. Podemos producir el mismo objeto en casi un nivel industrial, sin embargo, cada pieza es única. Agregamos una regla a las piezas que se van a hacer, por la forma del molde y el programa de computadora, pero dejamos que el material cree su propio camino, y estas diferencias dan a la cerámica un carácter natural y humano”, aseguraron Carla Joachim y Jordan Morineau.

La máquina de goteo de cerámica de Joachim y Morineau, y sus resultados, se mostrarán durante la Dutch Design Week de este año, que tendrá lugar del 20 al 28 de octubre de 2018 en Eindhoven, Holanda.