El estudio del arquitecto italiano Carlo Ratti está trabajando con la organización sin fines de lucro, WeRise, para desarrollar el proyecto Livingboard, el prototipo de un “sistema de placas madre” portátil para mejorar las condiciones de vivienda en zonas rurales de la India. Livingboard fomenta un enfoque de código abierto para el diseño, lo que permite a las personas construir sus propias viviendas sobre una especie de losa de piso prefabricada. El primer piloto se encuentra actualmente bajo estudio para el desarrollo en el estado indio de Karnataka, cerca de Bangalore.

Livingboard es un sistema flexible “central” para apoyar el desarrollo de iniciativas de vivienda en cualquier área rural del mundo. Este núcleo debe colocarse horizontalmente, constituyendo el piso de una habitación de 12 metros cuadrados (3×4 m). Puede ofrecer, dependiendo de la geografía y la infraestructura de la región en cuestión, almacenamiento y distribución de agua, tratamiento de agua mediante filtración, gestión de residuos, calefacción, baterías para acumular electricidad generada con energía fotovoltaica y conectividad wi-fi. Además, desde un punto de vista estructural, proporciona aislamiento sísmico al separar la superestructura del edificio de la subestructura.

Como Livingboard es compatible con diferentes diseños de casas, los lugareños pueden construir sus casas encima, seleccionando las funciones básicas de la placa base y decidiendo la estructura de la vivienda para que se ajuste a sus necesidades y deseos. Livingboard pretende convertirse en el punto focal del espacio doméstico, alrededor del cual los habitantes de la casa pueden reunirse, cocinar, lavar y leer.

 

Hecho de materiales de bajo costo que pueden empaquetarse de forma plana, Livingboard también rinde homenaje al inventor estadounidense del siglo XX Richard Buckminster Fuller y su sueño de “edificios de entrega por aire” y de “ciudades enteras que pueden volar a cualquier lugar del mundo del mismo modo que las flotas de barcos pueden llegar a puerto y anclarse en un día o partir hacia otras partes del mundo”. En la actualidad, Livingboard puede transportarse en helicópteros o incluso en drones para llegar a cualquier ubicación remota.

Livingboard gira en torno a la idea de que la vivienda no debe ser una unidad estática que se empaqueta y se entrega a las personas, sino que debe concebirse como un proyecto continuo en el que los residentes son cocreadores. De esta forma, el diseño evoluciona constantemente, permitiendo a los usuarios elegir las características que funcionan de la manera más efectiva para ellos. El programa piloto actualmente en desarrollo para la región de Karnataka tiene como objetivo responder a las condiciones climáticas y ambientales de la zona, caracterizadas por una baja tasa de precipitaciones, al tratar y reciclar las aguas grises de los hogares para irrigar los campos agrícolas.

“El movimiento Maker ha demostrado cuán poderoso es poner las nuevas herramientas de fabricación digital en manos de las personas. Un desafío importante para los próximos años será aplicar el mismo principio a la construcción, transfiriendo la actitud del ”hágalo usted mismo” de los Fab Labs a la vivienda. Esta es la visión detrás de nuestro diseño para Livingboard”, dijo el profesor Carlo Ratti, fundador de Carlo Ratti Associati y director del Senseable City Lab en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

“Con este proyecto, queremos empoderar a las comunidades locales a través de un enfoque de código abierto. Nuestro objetivo no es imponer de forma superflua ninguna categoría de diseño, sino proporcionar a las comunidades locales una herramienta para acceder servicios básicos en sus hogares, mientras lo armonizan con sus deseos”, agregó Emma Greer, gerente de proyectos en Carlo Ratti Associati.

Este proyecto continúa la investigación en curso de la oficina de Carlo Ratti en India y se ve reforzado por la colaboración con la organización italiana sin fines de lucro Mattone su Mattone que desde 2009 ha estado trabajando para garantizar el derecho de cualquier persona a tener un hogar.