Dentro de los terrenos de una familia ubicado en Sussex, un condado rural en el sudeste de Inglaterra, se encuentra esta intervención de Carmody Groarke quienes fueron invitados a construir una suite de invitados a orillas de un lago artificial y a crear un estudio para un artista dentro de las ruinas de ladrillo de una granja levantada en el siglo XVIII.

ruinas originales para la casa del artista

Para el estudio del artista, se ha conservado el ladrillo existente y la figura de las paredes originales se ha completado por dentro y por fuera en concreto pulido in situ. Un nuevo techo de chapa de acero corten sobresale de la huella existente para crear espacios exteriores cubiertos para trabajar. Su estructura está equilibrada en cuatro ventanas grandes que están organizadas para vistas específicas del paisaje circundante.

“En lugar de demoler sus últimos restos, se consideró que el carácter humilde y la calidad artesanal de la estructura de ladrillo existente serían el punto de partida correcto para crear un nuevo espacio para hacer arte. La forma de la antigua casa fue reconstruida, haciendo la distinción entre lo antiguo y lo nuevo muy clara, pero apareciendo coherente como un todo completo”. dijo Kevin Carmody, co-fundador de Carmody Groarke.

Cuatro grandes ventanales enmarcados en acero resistente a la intemperie bajo el techo oxidado se organizan para crear vistas específicas y respetar los niveles topográficos del paisaje circundante. Otra ventana de 4 metros de ancho proporciona la principal fuente de luz, orientada al norte hacia un nuevo huerto donde el cliente planea hacer y mostrar esculturas.

El cuarto de invitados, un nuevo pabellón hecho de hormigón in situ marcado con tablas, está incrustado en las orillas del pequeño lago artificial, con una única ventana y un embarcadero al nivel del agua. Se ingresa desde el interior de la casa principal existente a través de un túnel subterráneo de 40 m de largo cuya estructura de acero galvanizado ha quedado expuesta. El interior de la suite de invitados está forrado de roble recuperado.

La estrategia del proyecto Two Paviulions (dos pabellones) aísla pasivamente el conjunto y el túnel, reduciendo la demanda de energía del edificio y creando una temperatura estable durante todo el año. “La masa de la nueva sala está parcialmente sumergida y rodeada por un nuevo paisaje densamente plantado que cubre los costados y el techo, por lo que el edificio está casi oculto desde la casa principal”, agregó el socio de Kevin, Andy Groarke.

planta de situación general