Emplazada en la cima de una colina donde se ubicaba una propiedad preexistente, la ”Casa Asa” (“asa” es la palabra portuguesa para ”ala”), de Bernardes Arquitetura, reconstruyó por completo la relación entre el terreno y el edificio. La casa, con sus 3.385 metros cuadrados, crea una relación de “contraste armonioso” entre el paisaje y la arquitectura a través de la articulación de espacios parcialmente subterráneos y volúmenes transparentes emergentes.

La topografía del terreno ubicado en el estado de Rio de Janeiro se intervino para maximizar el uso de las superficies semi planas existentes como áreas de vida al aire libre a la vez que se ajustaron elementos clave funcionales, de circulación y de estabilización del suelo entre los muros de contención. Todo el acceso a la casa se realiza a través de este “pedestal topográfico”, que despeja lentamente el paisaje circundante a través de pasillos sinuosos adaptados a la topografía original.

La Casa Asa establece una relación única con el sitio que refuerza su belleza sublime y delicada. Los sistemas técnicos y estructurales permiten que la casa exprese plenamente su delicada transparencia y conexión con la naturaleza con una interferencia mínima, mientras que sus sistemas de soporte técnico aplican las tecnologías sostenibles más actualizadas y eficientes energéticamente. Por todo esto, la casa es un ejemplo único de la interacción entre un concepto espacial altamente abstracto con sistemas de infraestructura complejos.

planta baja (nivel subterráneo)

planta alta (nivel de terreno natural)