A 20 metros del borde del agua, en los hermosos parajes que rodean la localidad de Svallerup Strand, Dinamarca, se encuentra esta casa bote diseñada por el estudio local WE Architecture.

Se trata de un concepto espacial simple y práctico al mismo tiempo. La madera de cedro se utiliza para la construcción debido a su capacidad para soportar los elementos y su fantástica pátina de color gris plateado. La casa bote se construye sin ventanas para mantener intactas las líneas limpias del edificio.

La multifuncionalidad de la casa es muy importante, ya que el cliente deseaba usar la casa tanto para guardar botes, equipos de pesca, bicicletas, kayaks y herramientas, pero también utilizarla como un lugar donde poder sentarse y disfrutar de la puesta de sol y tener invitados que se queden allí por la noche. Por este motivo, las estanterías y el almacenamiento se construyen en la pared orientada al este.

En el interior, la casa bote es una habitación abierta con vigas. El hormigón se utiliza para el suelo con la posibilidad de cubrirlo con arena, lo que hace que sea imposible ver dónde termina el edificio y comienza la playa. El piso está afuera, lo que crea un área de terraza hacia el oeste y el sur que diluye cualquier posibilidad de separación entre interior y exterior.