El proyecto de la ”Casa C” del estudio español BETA.ø parte de la rehabilitación de una antigua casa situada en un céntrico barrio de Madrid. La intervención recupera los valores espaciales del edificio, que surgieron tras la demolición de las compartimentaciones interiores de la vivienda original; se consiguieron grandes espacios diáfanos conectados entre ellos e iluminados de manera natural, manteniendo en todo momento, la altura libre hasta el forjado original.

La continuidad de los diferentes espacios, se obtiene mediante la aplicación de una textura monocromática y uniforme en paredes, en techos y en los elementos de carpintería integrados. Para potenciar la conexión entre las diferentes estancias de la vivienda que vuelcan a la fachada principal, se instalan suelos de tablones de roble de gran formato. El solado del resto de la vivienda en cambio, es el mismo acabado texturizado que el de paredes y techos.

El meticuloso diseño de detalles de carpintería integrados en la arquitectura, los espacios húmedos, luminarias y mobiliario, enriquecen la intervención obteniendo un espacio depurado y sosegado.