Abriéndose camino entre la densidad edificada de la ciudad histórica de Porcuna, en España, se instala esta casa proyectada por el estudio del arquitecto local Pablo Millán. ”Casa Daza” se sitúa en un contexto entre medianeras que desdibuja una línea compleja que obliga a volcar la casa sobre sí, obviando la realidad material periférica. Negar lo exterior para hacer un nuevo mundo en su interior. La complejidad de este contexto se acentúa cuando parte de la vivienda es un engalaberno de la vivienda vecina, haciendo así que parte de una propiedad se superponga sobre la otra.

La proximidad del inmueble al castillo de la ciudad condiciona el proyecto por la aplicación de una estricta normativa urbanística fundamentada en criterios liminares y estéticos.

”En una ciudad romana no hay que repensar tipologías, hay que redescubrirlas en las arquitecturas existentes. El proyecto parte de la distribución de la clásica casa romana: atrio, impluvium, dependencias semipúblicas, patio y dependencias privadas. Esta secuencia que va alternando llenos y vacíos permite volcar estancias privadas a un interior que quiere ser una negación de todo lo que a esta casa le rodea”, comentó Pablo Millán.

El objetivo principal que dirige el diseño de ”Casa Daza” ha sido la búsqueda de la luz. Este material se consigue abriendo el edificio al cielo y renunciando a hacer un volumen cerrado. Al hacer todos los interiores blancos y limpios, la luz se encarga de hacer el resto.

La ciudad en la que se ubica la casa es rica en canteras de piedra, la misma que es protagonista en toda la obra, desde los zócalos hasta los suelos.


+INFO

Casa Daza
Arquitecto: Pablo Millán Arquitectos
Ubicación: Porcuna, Provincia de Jaén, España
Colaboradores: Javier Serrano Terrones, Javier Bengoa Díaz y Ildefonso Martínez Sierra
Construcción: José Morente Romero
Año: 2018
Fotografías: Javier Callejas