PPAA Arquitectos, el estudio mexicano liderado por el arquitecto Pablo Pérez Palacios, ha completado esta casa de vacaciones en el área rural de Aculco -Estado de México- usando piedras de una cantera cercana. Se trata de una casa en medio de la naturaleza, desconectada por completo de la ciudad que nos regresa a lo más elemental en un entorno natural.

El terreno fue descubierto por su propietarios, dos hermanos amantes la vida al aire libre, durante un viaje de escalada. Ellos adquirieron el paño y cuidaron durante varios años, incluso lo reforestaron antes de decidir construir.

”En el proyecto arquitectónico buscamos que la casa dialogara con el entorno en constante reciprocidad. Se optó por la sencillez, la mínima necesidad de mantenimiento y, sobretodo, la cercanía con el ambiente externo.” dijo Pablo Pérez Palacios en un comunicado.

La construcción de 90 metros cuadrados está hecha a base de muros de bloques de cantera maciza pertenecientes a la zona, piso de barro, madera y vidrio que fueron conservados en su estado natural. Con espacios limpios, la construcción se vuelve tan solo un contenedor de vistas.

Un volumen de piedra rectangular forma el refugio, con un perfil de techo inclinado que acomoda un entrepiso en un extremo. En la planta baja, dos puertas acristaladas simétricas permiten que la casa se abra a los elementos y ventile de forma natural. Paneles de madera deslizables pueden cubrir el vidrio y encerrar el espacio cuando los propietarios no están.

Estos conducen al espacio principal, en el centro de la planta rectangular. El área está rodeada por un lado por una pequeña cocina integrada para preparar comidas sencillas, y por el otro por una chimenea con algunos sillones en frente. Detrás de la chimenea está la habitación de uno de los hermano. Los acristalamientos de piso a techo recorren la pared posterior, con puertas que se abren a un pequeño patio.

En el extremo opuesto del dormitorio se encuentra el baño y el área de servicio. El dormitorio del otro hermano está construido en el entrepiso al que se accede por una escalera de madera. Este doermitorio también recibe mucha luz de una gran abertura que da al paisaje.

Además del espacio interior, la casa también se beneficia de una gran terraza que casi duplica la planta techada. Unos pocos pasos conducen desde aquí hasta un estanque cercano.

planta baja

planta nivel entrepiso