En Afife, una parroquia civil ubicada en el municipio portugués de Viana do Castelo, el arquitecto local Guilherme Machado Vaz ha completado esta casa que toma influencias del movimiento modernista temprano. La casa aparece como un volumen sólido abstracto cuando sus persianas están cerradas, sin embargo, al abrirlas, esta expresa su verdadera vocación.

Afife se estableció por primera vez al pie de una colina, que se extiende hasta el mar. La presencia de una capilla de piedra histórica vecina sirvió como antecedente para el diseño de la casa, particularmente con respecto al diseño del volumen, ya que el arquitecto procuró no perturbar la armonía de este espacio religioso ni estar sometido a su presencia. Así, la casa se aleja de la carretera y se dirige hacia una piscina escultural que más bien parece un gran pozo.

El volumen blanco compacto de la casa evoca el lenguaje arquitectónico típico de la región con sus casas “regulares y compactas” que están repartidas por toda la parroquia rural en el norte del país. Como el proyecto respeta la topografía ligeramente inclinada del terreno, el edificio se subdivide en secciones en un grupo de medios niveles. Así, una escalera central se consolida y organiza la circulación en todo el interior y, en última instancia, se abre a la terraza de la azotea con vistas al amplio paisaje y la piscina.

Las características formales y espaciales del diseño emanan de las del arquitecto modernista Adolf Loos, quien priorizaba una riqueza seccional de volúmenes interiores agrupados sobre una fachada expresiva y ornamentada.

La fachada minimalista sirve como un caparazón, permitiendo pequeños momentos de conexión entre el interior y el exterior a través de ventanales estratégicos. Estas ventanas tienen contraventanas que, cuando están cerradas, transforman la fachada en una “antifachada”, anulando la percepción de un interior, lo que sugiere un volumen sólido. Cuando se abren, las aberturas revelan un interior cuyas materialidades se basan en las de la arquitectura vernácula de la zona.

Las ventanas que dan a la capilla, a través de una talla dorada, evocan una abstracción de las pinturas del tríptico religioso medieval. Los pisos de la planta baja están hechos de terrazo con juntas de latón, y los niveles restantes tienen pisos de madera con juntas abiertas.

axonométrica

planta sótano

planta nivel de terreno

planta segundo nivel

planta azotea